Descripción y propiedades

El Ginseng (Panax ginseng) se ha utilizado durante mucho tiempo en  Oriente, en particular en Corea y China como una medicina herbal para el mantenimiento de la vitalidad física. El nombre del género Panax significa 'curar todo' en griego. La raíz a base de hierbas se denomina Ginseng, porque tiene la forma de un hombre y se cree que encarna sus tres esencias (cuerpo, mente y  espíritu). El Ginseng es conocido como el “señor” o “rey” de las hierbas.

 

Propiedades:

 

Antidiabético

Analgésico

Antioxidante

Antivejecimiento

 

Reino: Plantae, División: Magnoliophyta, Clase: Magnoliopsida, Orden: Apiales, Familia: Araliaceae, Género: Panax

 

El Ginseng es una planta umbela perenne, con un tallo que tiene hojas palmadas compuestas en su extremo. Su raíz es carnosa, blanca y crece verticalmente cada año. El Ginseng es originalmente una planta de auto-polinización. Comienza a florecer en la etapa de crecimiento de tercer año. En general, sus semillas se obtienen de la planta de cuarto año. Las semillas se recogen de las bayas rojas, cada una con 2 semillas amarillas pálidas en su fruta. En el momento de la recolección, las semillas no tienen una forma embrionaria clara, son inmaduras, necesitan un período de latencia y luego madurar para permitir la germinación.

Una historia legendaria relata que un joven, cuya madre sufría de una enfermedad incurable, soñó con un anciano que le presentó una planta de Ginseng. Los registros históricos revelan que los médicos tradicionales trataron una enfermedad similar a la diabetes tipo II con extractos de plantas como la raíz del Panax ginseng. También se ha utilizado como tónico, a menudo tomado durante años, sin evidencia de efectos adversos o toxicidad. Las recetas de Ginseng se encuentran en “Shanghan Lun” (tratado sobre las fiebres) entre 196 y 200 aD.

Los componentes activos del Ginseng son ginsenósidos, un grupo de las saponinas esteroides y se distribuyen en las partes de la planta, incluyendo la raíz, la hoja y la baya. Diferentes partes de la planta contienen distintos perfiles de ginsenósidos y estas partes pueden tener diferentes actividades farmacológicas. Los resultados de estudios in vitro e in vivo en animales y ensayos clínicos apoyan la afirmación de que las raíces de especie Ginseng poseen actividad antihiperglucemiante. Sin embargo, la mayoría de los estudios in vivo en animales, han utilizado modelos tipo I. Las bayas mejoran significativamente la sensibilidad sistémica a la insulina y la homeostasis de la glucosa en los ratones. Los resultados apoyan en general la actividad antihiperglucemiante y antiobesidad in vivo del extracto que puede demostrar ser de importancia clínica en la mejora de la gestión de la diabetes tipo II.

EL Ginseng coreano se utiliza principalmente para mantener la homeostasis del cuerpo. La eficacia farmacológica identificada por la ciencia moderna incluye: mejoramiento de la función cerebral, alivio del dolor, efectos preventivos contra los tumores, así como la actividad antitumoral. También mejora la función del sistema inmunológico, posee efectos antidiabéticos, mejora la función hepática. Puede ajustar la presión arterial, es beneficioso contra la fatiga y el estrés, mejora los trastornos climatéricos y las funciones sexuales, así como demuestra  efectos antioxidantes y antienvejecimiento.

Ginseng2

Patologías relacionadas

Diabetes

Desequilibrio de la homeostasis

Defensas bajas

Fatiga y estrés

Vejecimiento

Referencias externas