Descripción y propiedades

La Manzanilla (Anthemis nobilis o Chamaemelum nobile) es también conocida como camomila de jardín. Su infusión en frío se utiliza tradicionalmente para la debilidad gástrica y la caliente como diaforético, emético, para aliviar los resfriados, dismenorrea (disminuyendo el dolor y facilitando el flujo en la menstruación), como antiemético, antiespasmódico y sedante. El aceite se utiliza como carminativo para los cólicos intestinales.

 

Propiedades:

 

Antiinflamatorio

Antioxidante

Mejora la digestión

Diminuye tiempo de  cicatrización

 

Reino: Plantae, División: Magnoliophyta, Clase: Magnoliopsida, Orden: Asterales, Familia: Asteraceae, Género: Chamaemelum

 

La Manzanilla es una hierba perenne que crece a una altura de 30 cm con  mechones de hojas y flores. La raíz es perenne, articulada y fibrosa, los tallos son peludos y libremente ramificados con las hojas que se dividen en segmentos de hilo, cuya finura da a la planta entera una apariencia plumosa. Las floraciones son solitarias en tallos y se caen cuando están en yema.

La Manzanilla se ha utilizado durante siglos como antiinflamatorio, antioxidante, astringente y sedante suave. También como antiespasmódico y antibacteriano. Además tradicionalmente se utiliza para el tratamiento sintomático de los trastornos gastrointestinales y funcionales de la digestión. Las aplicaciones externas de extractos y lociones se recomiendan en el tratamiento de trastornos de la piel como repelente, emoliente y para la irritación de los ojos. Además, se utiliza como analgésico en enfermedades de la cavidad oral, orofaringe o ambas y como enjuague bucal para la higiene oral. 

Es rica en carbohidratos y proteínas, proporciona tocoferoles, carotenoides y ácidos grasos esenciales. La Manzanilla y su infusión son una fuente de compuestos fenólicos y ácidos orgánicos. Algunos compuestos bioactivos se ven afectados por la decocción de la planta, lo que conduce a un menor potencial antioxidante y ausencia de potencial antitumoral. Dos de los componentes principales de la Manzanilla se identificaron como α-bisabolol óxido A e isopropil hexadecanoato. Otro compuesto importante, el chamazuleno, afecta los procesos de los radicaless libres e inhibe la peroxidación lipídica. 

Los azulenes y el bisabolol, presentes en la Manzanilla, son antiinflamatorios y antiespasmódicos, reduciendo las reacciones inducidas por la histamina, incluyendo la fiebre del heno y el asma. Los flavonoides, especialmente anthemidina, son antiespasmódicos. El ácido valeriano y los glicósidos cianogénicos funcionan como sedantes. Dos compuestos de hidroperóxidos aislados de la Manzanilla mostraron una actividad antibacteriana media. La Manzanilla mostró un buen resultado en estudio clínico del tratamiento de la estomatitis aftosa y en la duración de la cicatrización. También posee propiedades antibacterianas, antifúngicas/insecticidas, antiagregantes plaquetarias y endocrinas. 

El efecto hipotensor de la Manzanilla fue estudiado en la hipertensión espontánea en ratas. El suministro de la Manzanilla produjo una reducción significativa en la tensión arterial sistólica después de 24 h.

El efecto antiinflamatorio de los polisacáridos aislados del extracto acuoso de flores y hierbas de la Manzanilla reduce la inflamación en 36,2 y 37,7%, en comparación con el grupo sin tratamiento en modelos animales.

El efecto del extracto de la Manzanilla a niveles basales de la insulina y de la glucosa fue investigado en modelos animales (diabéticos normales y con diabetes inducido por estreptozotocina). Las concentraciones basales de insulina plasmática permanecieron inalteradas después del tratamiento, lo que significa que el mecanismo de esta actividad farmacológica parece ser independiente de la secreción de insulina. El glucósido flavonoide, chamaemelosid tiene actividad hipoglucémica in vivo.

Manzanilla2

Patologías relacionadas

Inflamación

Estrés oxidativo

Cicatrizante

Problemas digestivos (síntomas)

Nivel de glucosa alto

Referencias externas