Descripción y propiedades

El Aciano (Centaurea cyanus) es bien conocido por su uso en la medicina tradicional europea para el tratamiento de inflamaciones oculares. Una fracción de polisacárido de Aciano tiene efectos antiinflamatorios. Además, se ha informado que tales polisacáridos producen una amplia gama de actividades inmunológicas, anticoagulantes, hipoglucémicas y antivirales.

 

Propiedades:

 

Antiinflamatorio

Antibiótico

Antiviral

 

Reino: Plantae, División: Magnoliophyta, Clase: Magnoliopsida, Orden: Asterales, Familia: Asteraceae, Género: Centaurea

Es una hierba anual, que crece hasta 60 cm de altura. Los tallos son rectos, a menudo ramificados y las hojas crecen directamente del tallo. Las flores tienen el relleno de color púrpura y los bordes de color azul.

Las flores de Aciano se utilizan en la fitoterapia europea para el tratamiento de pequeñas inflamaciones oculares. Diferentes experimentos farmacológicos (inhibición de los edemas, inhibición de la actividad hemolítica plasmática, inducción de la actividad anafilatoxina) demostraron las propiedades antiinflamatorias de sus polisacáridos. Estos polisacáridos estan compuestos principalmente de ácido galacturónico, arabinosa, glucosa, ramnosa y galactosa.

La miel de Aciano se caracteriza por un color amarillo verdoso y un sabor intenso con un toque amargo. Las vacas afectadas por dermatitis tratadas con este miel mostraron una cicatrización significativamente más rápida que el grupo de control sin ningún tratamiento. A pesar de que la miel de Aciano es de menor relevancia comercial, mostró fuertes efectos bacteriostáticos, especialmente contra Staphylococcus aureus y Sacina lutea. Por lo tanto está en discusión como un remedio natural para curar heridas.

El mismo pigmento antociánico resulta en el color rojo en las rosas como parte de un "superpigmento", pero en el Aciano se convierte en un color azul brillante. Su color azul surge de un complejo de seis moléculas cada una de antocianina y flavona, con un hierro férrico, un magnesio y dos iones de calcio.

Se ha sugerido que los flavonoides (también presentes en el Aciano) desempeñan un importante papel biológico en la protección de las plantas de los daños graves causados por la luz solar que contiene UV-B. Los flavonoides se acumulan en la epidermis de las plantas, por lo tanto, las células internas, tales como las células de mesófilo, están protegidas eficazmente contra los efectos adversos de la irradiación UV.

Aciano2

Patologías relacionadas

Inflamación

Infección

Irradiación UV

 

Referencias externas