Descripción y propiedades

La Cúrcuma (Curcuma longa) está distribuida por las regiones tropicales y subtropicales del mundo, siendo ampliamente cultivada en países asiáticos, principalmente en India y China. En India, donde se conoce popularmente como "Haldi",  en Malasia e Indonesia ha sido bien estudiada debido a su importancia económica. Actualmente, la investigación está centrada en su actividad anticancerosa, principalmente frente al cáncer de piel, colon y duodeno. Desde la antigüedad, la Cúrcuma ha sido aplicada para la protección y curación de afecciones cutáneas, hepáticas, frente a úlceras, alteraciones digestivas y contra parásitos intestinales, como remedio de venenos, picaduras de serpientes y frente a distintas dolencias.

 

Propiedades:

 

Antiinflamatorio

Analgesico

Heridas de la piel

 

Reino: Plantae, División: Magnoliophyta, Classe: Liliopsida, Orden: Zingiberales, Familia: Zingiberaceae, Género: Curcuma

La Cúrcuma es una planta perenne y especia de origen asiático que mide hasta 1 m de altura con un tallo corto. Tiene un rizoma de color naranja con una fina película marrón clara oblongo y oval.

La medicina india tradicional actualmente traspasa la Cúrcuma a la medicina moderna como un remedio contra trastornos biliares, anorexia,  coriza,  tos,  heridas diabéticas, trastornos hepáticos, reumatismo y sinusitis. La medicina tradicional china la utiliza en enfermedades que están asociadas con dolores abdominales, icteros, etc… Antiguamente, los farmacéuticos de Asia y Europa empleaban la Cúrcuma para curar la ictericia y las fiebres biliares y el tratamiento ha sido confirmado por la moderna fitoterapia. En textos hindú antiguos se atribuye por sus efectos aromáticos, estimulantes y propiedades carminativas. La capacidad de la Cúrcuma para estabilizar membranas y para prevenir la peroxidación lipídica ya está demostrada por varios estudios. La Cúrcuma mezclada con cal apagada, se conoce como un remedio casero para el tratamiento de los esguinces y las inflamaciones causadas por lesión. A estos efectos se aplica localmente sobre la zona afectada. La administración oral de curcumina a ratas causó una inversión significativa en la peroxidación lipídica, lípidos cerebrales y produjo aumento de glutatión, un antioxidante no enzimático en ratas intoxicadas con etanol, revelando que la acción antioxidante e hipolipidémica de la curcumina es responsable de su función protectora contra el etanol inducido daño cerebral.

Una propiedad curativa de polvo de Cúrcuma sobre las heridas en modelos animales fue descrita ya en año 1953. También, en año 1961, se demostró que el polvo de Cúrcuma aumenta el contenido de mucina del jugo gástrico en modelos animales, por lo que puede ser beneficioso en proteger la mucosa gástrica contra los irritantes. El polvo de la raíz ha estado en usado como especia en preparaciones alimenticias y también por sus propiedades digestivas. 

Su compuesto activo principal es la curcumina, la sustancia causante del color amarillo característico de los rizomas. También varios metabolitos principales de curcumina son bioactivos. Esta sustancia es estable en el pH del estómago e intestino delgado. Sin embargo, la curcumina es inestable a pH básico. La curcumina y su aceite volátil exhiben una actividad anti-inflamatoria en caso de aplicación parenteral en modelos animales.

 

Curcuma1

Patologías relacionadas

Inflamación

Estrés oxidativo

Dolor abdominal

Trastornos de la piel

 

Referencias externas