Descripción y propiedades

La Caléndula (Calendula officinalis) se utiliza medicinalmente en Europa, China e India entre otros lugares del mundo. También se conoce como "Marigold africano". La Caléndula se usaba tradicionalmente para la curación de  heridas, tratamiento de gastritis y otras enfermedades gastrointestinales. Es beneficiosa para el sistema circulatorio; hipertensión, taquicardia y arritmia. También fue usada tradicionalmente para trastornos del sistema urinario y nervioso. El extracto acuoso de las flores de Caléndula posee efectos cicatrizantes, antiinflamatorios, antibacterianos y tranquilizantes.

 

Propiedades:

 

Antiinflamatoria

Antibacterial

Beneficiosa para el sistema circulatorio

 

Reino: Plantae,  División: Magnoliophyta, Clase: Magnoliopsida, Orden: Asterales, Familia: Asteraceae,  Género: Calendula

La Caléndula  es una hierba que crece hasta 60 cm de altura, tiene una raíz de 20 cm de largo y numerosas raíces delgadas secundarias. El tallo es recto, suave y ramificado desde la base hacia arriba. Las hojas alternas son casi espatuladas en la base, oblongas a lanceoladas y remotamente denticuladas. Las cabezuelas son solitarias y los radios son planos, extendidos de color amarillo blanquecino hasta anaranjado subido, que se cierran por la noche; a veces la planta es prolifera desde el involucro, y porta varias cabezuelas pedunculadas en un círculo. La Caléndula contiene terpenoides, flavonoides, glucósidos, saponinas, cumarinas, quinonas, carotenoides y otros... Expone varias actividades farmacológicas tales como antiinflamatoria, hepatoprotectora, espasmolítica y espasmogénica.

Dos estudios preclínicos demostraron que la aplicación de los saponósidos de las flores de Caléndula a los modelos animales con hiperlipemia experimental, normalizaron los valores de colesterol, los ácidos grasos libres, los lípidos totales y los triglicéridos presentes en la sangre.

Un estudio farmacológico ha sugerido que los extractos de Caléndula tienen propiedades anti‑virales y anti-inflamatorias. La Caléndula en suspensión o en tintura, se usa tópicamente para tratar el acné, reducir la inflamación, controlar el sangrado y calmar el tejido irritado.

Patologías relacionadas

Trastornos de la piel

Antiinflamatorio

Antiviral

Referencias externas

Calendula2