Descripción y propiedades

Las semillas de Comino Negro (Nigella sativa, Ranunculaceae), también comúnmente conocidas como "semilla negra", han sido utilizados en los tratamientos naturales de todo el mundo para el tratamiento y la prevención de una serie de enfermedades y afecciones que incluyen asma, diarrea y dislipidemia. Hay una creencia islámica común de que la semilla negra es una panacea (cura universal), para todas las dolencias, pero que no puede prevenir el envejecimiento o la muerte. En la Biblia, también se ha identificado como "comino negro curativo" y está mencionado por Hippocrates y Dioscorides. Las semillas son la fuente de los ingredientes activos y la semilla negra es la que el profeta Mahoma mencionó que tenía poderes curativos.

 

Propiedades:

 

Antiinflamatorio

Analgésico

Diurético

 

Reino: Plantae, División: Magnoliophyta, Clase: Magnoliopsida, Orden: Ranunculales, Familia: Ranunculaceae, Género: Nigella

 

El Comino Negro es una planta anual que se encuentra salvaje en el sur de Europa, norte de África y Asia Menor. Es una planta espesa, auto-ramificante con flores blancas, pálidas o azul oscuro. Se reproduce consigo misma y forma una cápsula de fruta que consiste en semillas trigonales blancas. Una vez que la cápsula de la fruta ha madurado, se abre y las semillas se exponen al aire llegando a ser de color negro.

Las acciones farmacológicas de los extractos y las semillas (y algunos de sus constituyentes activos, como aceite volátil y timoquinona) incluyen protección contra la nefrotoxicidad y la hepatotoxicidad inducida por las enfermedades o productos químicos. Comino Negro tiene actividad antiinflamatoria, analgésica, antipirética, antimicrobiana y antineoplásica.

El Comino Negro fue tradicionalmente utilizada en los países árabes y Europa, con fines culinarios y medicinales como un remedio natural para el asma, hipertensión, diabetes, inflamación, tos, bronquitis, cefalea, eccema, fiebre, mareos e influenza. Las semillas o su aceite se utilizan como carminativos, diuréticos y vermífugos. También se utilizan en los alimentos como especias y condimentos.

Históricamente, se ha registrado, que las semillas de Comino Negro fueron recetadas por médicos egipcios y griegos para tratar dolor de cabeza, congestión nasal,  dolor de muelas y parásitos  intestinales, así como un diurético para promover la menstruación y aumentar la producción de leche. Las semillas también conocidas como “Habatul-Barakah” se han utilizado durante mucho tiempo en la medicina popular en el Medio y Lejano Oriente, para una amplia gama de enfermedades; incluyendo asma bronquial, disentería, infecciones, obesidad, dolor de espalda, hipertensión y problemas gastrointestinales.

Los resultados de estudios científicos dan credibilidad al uso medicinal folklórico como sustancia antiinflamatoria y analgésica. En algunos países las semillas se venden para tratar enfermedades que incluyen problemas hepáticos. Los informes de estudios con modelos animales confirman los efectos antinociceptivos y antiinflamatorios del aceite y su componente principal, la tiromoquinona. Se ha demostrado que tanto el aceite como la tiromoquinona sola (el compuesto principal del aceite esencial) inhiben la peroxidación lipídica en los liposomas. Esta propiedad antioxidante explicaría su acción contra la hepatotoxicidad de CCl4. El extracto de semilla mejoró la analítica histológica y los índices de estado oxidativo del hígado.

El tratamiento oral experimental con el aceite de Comino Negro en ratas  (1 mL/kg/día durante 12 semanas) disminuyó los niveles de colesterol sérico, triglicéridos y glucosa, y los recuentos de leucocitos y plaquetas en aproximadamente 15 -35%, en comparación con los valores de control.

Los efectos antibacterianos in vitro de aceite de Comino Negro mostraron una actividad interesante incluso en diluciones 1:100 contra varios organismos que incluyeron Staphylococcus albus, Escherichia coli, Salmonella typhi, Shigella niger y Vibrio cholera. En general, el aceite fue más eficaz contra organismos Gram-positivos que Gram-negativos. Se encontró también que tenía una excelente actividad antifúngica, particularmente contra especies de Aspergillus.

Una mezcla de cinco plantas, incluyendo Comino Negro, se usa para ayudar en el control de la hiperglucemia en Kuwait. Se ha demostrado que el aceite posee propiedades anticestodales y antinematodales comparables a las de la piperazina.

Además, el Comino Negro se ha usado para el tratamiento de piel con eczemas. Las semillas fueron trituradas en polvo, mezcladas con un poco de harina como aglutinante, y aplicadas directamente en abscesos, úlceras nasales y orquitis.

Comino negro2

Patologías relacionadas

Estrés oxidativo

Diarrea

Antipyrético

Carminativo

Diurético

Referencias externas