Descripción y propiedades

Cordyceps, un hongo parásito, el género más diverso de la familia Clavicipitaceae en el número de especies y rango de hospederos. Se estima que hay más de 400 especies, aunque esto puede ser una subestimación de la diversidad global existente. Cordyceps recibió la atención mundial, cuando se reveló que varios corredores chinos que rompieron récords mundiales en 1993 habían incluido este hongo en su dieta como parte de su programa de entrenamiento. 

 

Propiedades:

 

Ayuda al sistema inmune

Antioxidante

Anticoagulante

Analgésico

 

Reino: Fungi, División: Ascomycota, Clase: Sordariomycetes, Orden: Hypocreales, Familia: Cordycipitaceae, Género: Cordyceps (Cordyceps sinensis es la especie más explorada, sin embargo, los conceptos taxonómicos se confundieron hasta una revisión reciente.)

 

Cordyceps sinensis es un hongo parásito de las larvas de Lepidoptera. Muchos investigadores han informado diversos efectos farmacológicos de Cordyceps sinensis. Según informes de Nakamura et al. Cordyceps sinensis funciona como un potenciador de las actividades in vitro e in vivo de las actividades de “natural killer”. In vitro y de ratón de las células mononucleares de sangre periférica humana, como un inhibidor de crecimiento de células tumorales derivadas de humanos y monos, como un fármaco hipoglucémico contra ratones diabéticos inducidos por estreptozotocina y genéticos, como un potenciador de la energía hepática y como un inhibidor de la proliferación de células leucémicas humanas. Varios componentes bioactivos de la especie de Cordyceps han sido reportados. Estos incluyen cordycepin (un derivado de adenosin antibacteriano) y ophicordin (un agente antifúngico y L-triptófano). Informes recientes han indicado que Cordyceps contiene polisacáridos que exhiben actividad antioxidante y nucleósidos que inhiben la agregación plaquetaria.

En el Instituto de Materia Médica de la Academia China de Ciencias Médicas investigaron el aislamiento de la cepa Cs-4 de Cordyceps sinensis. En general, el tratamiento Cs-4 se asoció con una reducción significativa de colesterol y triglicéridos y un aumento en HDL. Sumado a los efectos de Cs-4 en reducir el estrés oxidativo que resulta en la oxidación de lípidos aumentando la eliminación de radicales libres y también por su capacidad para reducir la viscosidad sanguínea en estudios clínicos. Los cambios observados en los lípidos sanguíneos indican que Cs-4 puede producir efectos beneficiosos en el tratamiento y la prevención de la aterosclerosis y las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares posteriores con pocos efectos secundarios.

Los compuestos bioactivos de Cordyceps y especies relacionadas incluyen polisacáridos, nucleósidos modificados y metabolitos similares a las ciclosporinas. Los efectos beneficiosos sobre la función renal y hepática y otras actividades relacionadas con la inmunomodulación son prometedores y merecen una gran atención. Se afirma en estudios modernos que están demostrados efectos antioxidantes, vasculares, inmunes y antiinflamatorios y se están elucidando los mecanismos por los cuales estos hongos funcionan.

Cordyceps fue descubierto hace unos 1500 años en el Tíbet por unos pastores que observaron que su ganado se volvió enérgico después de comer este hongo. Aproximadamente 1000 años más tarde, los médicos del emperador en la dinastía Ming lo utilizaron para desarrollar una medicinas. Los registros iniciales del Cordyceps como medicina se datan de la dinastía Qing en China en 1757. El micólogo británico Berkely lo describió por primera vez en 1843 como Sphaeria sinensis Berk. Más tarde en 1878, Saccardo, otro micológo, lo renombró como Cordyceps sinensis. El nombre científico Cordyceps sinensis (Berk) Sacc. se refiere a la forma final del cuerpo de la fruta del hongo que crece del cuerpo muerto de una oruga. 

En la medicina tradicional china, Cordyceps se ha utilizado para una amplia gama de condiciones, incluyendo enfermedades respiratorias, pulmonares, renales, hepáticas,  cardiovasculares, hiposexualidad, y la hiperlipidemia. También se usa comúnmente en todos los tipos de trastornos inmunes. Se piensa que Cordyceps es un remedio para la debilidad y la fatiga. Tiene un gran efecto en la impotencia y actua como un afrodisíaco tanto en hombres como en mujeres. Cordyceps se prescribe a menudo para los ancianos para aliviar los dolores generales. Los practicantes de medicina tradicional china también recomiendan el uso regular de Cordyceps para fortalecer la resistencia a infecciones, ayudar en casos de resfriados y catarros y en general mejorar la homeostasis del paciente. Cordyceps ha sido utilizado tradicionalmente, y cada vez con mayor frecuencia, para los problemas de riñón y pulmón, o problemas de salud que se cree que provienen del meridiano del pulmón o el riñón. La ciencia moderna ha confirmado la eficacia de Cordyceps  para todos los usos tradicionales.

Cordyceps2

Patologías relacionadas

Defensas bajas

Estrés oxidativo

Referencias externas