Descripción y propiedades

Reishi (Ganoderma lucidum), es una seta conocida también como “Ling Zhi” (hierba de la potencia espiritual) o “Mannentake” y ha sido usada últimos 2000 años en Japón, China, Corea y demás países asiáticos. También es conocida como "el hongo de la inmortalidad". Entre los hongos, el Reishi, es el único cultivado por su valor farmacéutico más que nutricional.

 

Propiedades:

Inmunomodulación

Antiviral y antitumoral 

Antibacteriano, antiinflamatorio

Hepatoprotector

Antioxidante

 

Reino: Fungi; Filo: Basidiomycota; Clase: Basidiomycetes; Subclase: Homobasidiomycetes; Orden: Polyporales; Familia: Ganodermataceae; Género: Ganoderma

 

En latin, "lucidum" significa brillante y se refiere al cuerpo fructífero de este hongo, que tiene un aspecto esculpido, modelado y barnizado. El Reishi se produce en seis colores diferentes, pero la variedad roja es la más cultivada comercialmente en América del Norte, China, Taiwán, Japón y Corea.

Los efectos poderosos del Reishi han sido documentados en escritos antiguos. La proliferación de imágenes de Reishi en el arte comenzó en el  1400 aC y se asocian con el taoísmo. Sin embargo, las imágenes de Reishi se extendieron más allá de la religión y apareció en pinturas, fundas de telas, muebles e incluso accesorios femeninos. 

El Reishi es el género más popular e intensamente investigado entre las setas médicamente activas. Muchas de sus especies son famosas por sus actividades antivirales (incluyendo herpes y  VIH), antibacterianas y antifúngicas han sido utilizadas tradicionalmente en la medicina popular de los países del Este durante siglos. El Reishi se ha usado también para tratar el cáncer.

Su efecto farmacológico se basa en su capacidad de aumentar el sistema inmunológico. Los triterpenoides citotóxicos y los polisacáridos inmunomoduladores son los principales constituyentes químicos del Reishi.

Los principales elementos incluyen polisacáridos, un complejo polisacárido-péptido, β-glucanos, lectinas, germanio orgánico (Ge), adenosina, triterpenoides y nucleósidos que tienen cada uno sus propios efectos medicinales excepcionales. El basidiocarpo, micelios y esporas de Reishi contienen aproximadamente 400 diferentes compuestos bioactivos, que incluyen principalmente triterpenoides, polisacáridos, nucleótidos, esteroles, esteroides, ácidos grasos, proteínas/péptidos y los elementos traza.

Se ha informado que tiene efectos antioxidantes, antihipertensivos, antihistamínicos y antihepatotóxicos. La fracción aislada de polisacáridos del Reishi ha marcado las actividades antitumorales y antiinflamatorias. Los estudios in vitro demostraron que la administración de polisacáridos aislados de esporas de esta seta podría inhibir eficazmente el crecimiento del sarcoma trasplantado en ratones.

El Reishi tiene una serie de efectos farmacológicos: incluyendo inmunomodulación, analgésico y además de efectos antitumorales, también es quimio- y radio-protectivo. El hongo funciona como antioxidante y mejora el sueño. Además posee actividades estrogénicas y antiulcerosas. Tiene efectos hipolipemiantes, antifibróticos, antidiabéticos, antiandrogénicos, antiangiogénicos, antiateroscleróticos e hipoglucémicos.

Productos relacionados:

Yudas

Reishi en manos

Patologías relacionadas

Sistema inmune débil

Tratamiento complementario de cáncer

Tumores

VIH

Enfermedades del hígado

Inflamaciones

Alérgias

Ulceras

Diabetes

Referencias externas