Descripción y propiedades

Melena de león (Hericium erinaceus), también conocido como “Yamabushitake”, es capaz de fortalecer el bazo y nutrir el estómago, tranquilizar la mente y en algunas países se usa en pacientes con cáncer. Tiene un lugar destacado en la medicina tradicional china, y también está descrita en la literatura europea y sudamericana.

 

Propiedades:

Antioxidante

Antidiabético

Inmunomodulador

 

Reino: Fungi, División: Basidiomycota, Clase: Agaricomycetes, Familia: Hericiaceae, Genero: Hericium

Esta especie se encuentra en todo el hemisferio norte en Asia, Europa y América del Norte. Melena de León es uno de los hongos comestibles y medicinales bien estudiados que pertenece a la familia Hericiaceae, orden Russulales y clase Agaricomycetes. Se considera un saprótrofo o un parásito débil, el cual se encuentra principalmente en la madera muerta y, a veces, en los nudos o grietas de las maderas duras vivas. El cuerpo fructífero maduro es carnoso, semiesférico y blanquecino; el color se vuelve gradualmente amarillento a parduzco con la edad. Esto podría ser indicativo de un estilo de vida endofítico. Melena de León tiene una larga historia de uso en la medicina tradicional china (MTC) en Asia, pero se describió por primera vez en América del Norte.

Los polisacáridos de Melena de León poseen actividades antitumorales e inmunomodulación, neuroprotección y neurorregeneración, antioxidación y hepatoprotección, antihiperlipidemia, antihiperglucemia, anti-fatiga y anti-envejecimiento... El líquido de H. erinaceus también tiene ciertos efectos beneficiosos sobre la lesión de la mucosa gástrica, por lo tanto, tiene efecto beneficioso sobre la úlcera gástrica.

La Melena de León exhibe muchos beneficios para la salud tales como actividades hemaglutinantes, antimicrobianas, inmunomoduladoras, antitumorales, antioxidantes y antienvejecimiento, etc.

El polvo seco de cuerpo fructífero de Melena de león confinado con proteínas (20%), carbohidratos (61%), grasas (5%), cenizas (7%), aminoácidos (14,3 mg / g de peso seco), y agua (6%), mientras que los micelios consisten en proteínas (42%), carbohidratos (42%), grasas (6%), cenizas (4%), aminoácidos (30,6 mg / g de peso seco) y agua ( 4%) contenido. Las erinacinas se encuentran en trazas en los cuerpos fructíferos, los cuales  son capaces de inducir la biosíntesis de NGF (Nerve Growth Factor) y proteger las células neuronales. Los polisacáridos de H. erinaceus son eficaces por vía oral según el registro en “Zhonghua Bencao”.

Hericerinas (compuestos aromáticos; por ejemplo hericerina A, isohericenona J, isoericerina, hericerina, N-desfeniletil isohericerina, hericenona J, erinaceno D, resorcinoles, erinacerinas y hericenoles), erinacinas, erinacerinas CL, erinaceolactonas, glicoproteína, polisacáridos, esteroles, vitamina B12 lactona  y compuestos volátiles están presentes en H. erinaceus. El cuerpo del hongo también contiene ácidos grasos insaturados, ácidos grasos saturados, el ácido γ-aminobutírico (GABA), ergotioneína y lovastatina también se encontraron en H. erinaceus. D-treitol, D-arabinitol y ácido palmítico y α-D-glucano son los componentes principales de los cuerpos fructíferos de H. erinaceus que también han demostrado efectos antihiperglucémicos en modelos animales (ratas diabéticas). Estos componentes también mostraron efectos antihipercolesterolémicos significativos y redujeron el colesterol total plasmático, el colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad (C-LDL), los triglicéridos, los fosfolípidos, el índice aterogénico y la 3-hidroxi-3-metilglutaril-coenzima A (HMG CoA) hepática en modelos animales.

Los polisacáridos de H. erinaceus son activos contra Helicobacter pylori

Debido al alto potencial antioxidante y a los compuestos bioactivos, se ha utilizado para el manejo de trastornos metabólicos, especialmente en casos de los diabéticos.

La aglutinina de H. erinaceus exhibió actividad antiproliferativa contra el hepatoma y actividad inhibidora de la transcriptasa inversa del VIH-1. Los polisacáridos de H. erinaceus podrían regular las citocinas proinflamatorias, inducir la respuesta inmune mediada por macrófagos e inducir la maduración de las células dendríticas.

Los pacientes con cáncer que han sido tratados con Melena de León han informado significativamente menos efectos secundarios que los asociados con radioterapia y quimioterapia. Los extractos de cuerpos fructíferos de Melena de León  pueden inhibir el desarrollo del crecimiento de células tumorales al introducir apoptosis y suprimir la vía de proliferación en células de leucemia monocítica humana U937 a través de la caspasa 3 y 9, a través del citocromo y la liberación de P450 de las mitocondrias. Sin embargo, no se identificaron los principios activos.

Los ensayos clínicos de pacientes tratados con extractos de Melena de León indicaron un efecto significativo sobre la reducción de la depresión y la ansiedad en 30 mujeres seleccionadas al azar. Varios estudios indican que los extractos de compuestos biológicamente activos de H. erinaceus poseen importantes efectos antimicrobianos que podrían mejorarse por sus propiedades farmacológicas.

El efecto inmunomodulador de los metabolitos secundarios podría ayudar a superar las infecciones bacterianas al estimular el sistema inmunológico del huésped humano. Melena de León puede ser útil en pacientes que sufren de úlceras gástricas y del esófago y parecen suprimir y prevenir la enfermedad de Crohn, caracterizada por la inflamación de la pared intestinal.

Los estudios preclínicos y clínicos han demostrado que H. erinaceus mejora significativamente el trastorno depresivo a través de vías de modulación monoaminérgica, neurogénica/neurotrófica y antiinflamatoria, lo que indica el papel potencial de H. erinaceus como medicina complementaria y alternativa para el tratamiento de la depresión.

Melena de León pertenece a la clase de Agaricomycetes bajo el phylum basidiomycota. Las cadenas de comida gourmet venden cada vez más de este hongo; contiene aproximadamente un 20% de proteína y es una de las pocas que pueden saber a langosta o camarón.

Melena de León 2

Patologías relacionadas

Defensas bajas

Estrés oxidativo

Diabetes

Referencias externas