Descripción y propiedades

El árbol mandarino (Citrus reticulata) es originalmente de China y fue última plantada en Europa de los cítricos. Su fruto es la Mandarina, que aparte de ser un alimento, se utiliza por su aceite esencial. El exocarp de la fruta se emplea para los aromas del licor. 

 

La Mandariana contiene:

 

Vitamina C

Potasio

Vitamina A

Vitamina B1

 

Los compuestos activos de la Mandarina son muy parecidos a los de la naranja. Las aplicaciones más comunes son fiebre, resfriados, gripe, infecciones de garganta e hipertensión.

El aceite de Mandarina y sus componentes pueden utilizarse como fungicidas. Se realizan estudios adicionales para los componentes individuales y su actividad antifúngica contra estos patógenos para su posible aplicación en el campo o como una alternativa de conservantes sintéticos.

En la medicina tradicional china, chen pi, las cáscaras de frutas secas de Mandarinas han sido ampliamente utilizadas durante siglos como un remedio para tratar la indigestión y para mejorar los síndromes inflamatorios de las vías respiratorias, como la bronquitis y el asma.

Mandarina2

Patologías relacionadas

Fiebre

Resfiriado

Referencias externas