Descripción y propiedades

La Banana es el nombre común para las plantas herbáceas del género Musa y para la fruta que producen. Es una de las plantas cultivadas más antiguas y todas sus partes se usan en aplicaciones medicinales.

 

La Banana contiene:

 

Vitaminas A, B6, C y D

Potasio

Calcio, fósforo

Fructooligosacáridos

Leucocianidina

 

Las Bananas ayudan a retener calcio, nitrógeno y fósforo en el cuerpo, los cuales trabajan para construir tejidos sanos y colaboran en la regeneración celular. Una Banana proporciona hasta el 23% del potasio y el 41% de vitamina B6 que se necesitan diariamente. 

La fruta tiene una propiedad laxante suave y es eficiente como remedio de estreñimiento en niños. También se cree que es útil para la diarrea y la disentería curada; incluso para curar las lesiones del intestino delgado. La Banana puede ayudar a restaurar la actividad normal del intestino. Son también una fuente excepcionalmente rica de fructooligosacáridos y prebióticos.

El núcleo del tallo se cree que es útil para el malestar estomacal y la diabetes. El extracto de núcleo del vástago se considera favorable para la reducción de peso y también en la disolución de piedras en el riñón y en la vejiga. La inflorescencia mezclada con el aceite de coco y especias se utiliza para tratamientos en los conductos urinarios.

Los estudios en animales han demostrado que la Banana tiene el potencial de reducir el colesterol. Se sugirió que el componente de fibra dietética en la pulpa de Banana fue la responsable de su efecto reductor del colesterol. Las bananas han sido reconocidas por su potencial antiácido y protegen contra las úlceras de estómago. Contiene un flavonoide, la leucocianidina, que aumenta significativamente el grosor de la capa de la mucosa del estómago.

Las flores se utilizan en la bronquitis y en la disentería y sobre todo en las úlceras. Las flores cocidas son buenas para los diabéticos. El astringente, la savia de la planta, se usa en casos de histeria, epilepsia, lepra, fiebre, hemorragias, disentería y diarrea aguda; se aplica en hemorroides, picaduras de insectos y otras mordeduras. Las hojas jóvenes se colocan como cataplasmas sobre las quemaduras y otras afecciones de la piel. Las cenizas astringentes de la cáscara inmadura y de las hojas se toman para la disentería y diarrea. Las raíces se administran en los trastornos digestivos, la disentería y otras enfermedades, los mucílagos de semilla de plátano se utilizan en los casos de diarrea en la India.

banana2

Patologías relacionadas

Digestión

Problemas intestinales

Diarrea

Estreñimiento

Referencias externas