Descripción y propiedades

Pomelo (Citrus paradisi) es uno de los miembros más importantes del género citrus (Rutaceae). Es originario de la isla de Barbados, pero también se cultiva en España, Marruecos, Israel, Jordania, Sudáfrica, Brasil, México, Jamaica y Asia. Existen más variedades de pomelo principalmente en Florida y Texas, EE. UU. En la actualidad, es el segundo cítrico más importante del mundo y un cultivo comercial clave en Texas, Arizona, California y Florida; en EE. UU. se produce actualmente el 60% de la cosecha mundial. El jugo del pomelo forma aproximadamente la mitad del peso de la fruta. Diversos aceites esenciales son subproductos importantes y se utilizan como ingrediente de cosméticos, perfumes, jabones y detergentes…

 

Pomelo contiene:

 

antioxidantes flavonoides

D-limoneno

β-mirceno

α-pineno, β-pineno, γ-terpineno

 

El extracto de cáscara de pomelo probado en los modelos animales presenta efectos vasodilatadores e hipotensores coronarios por la disminución de la resistencia vascular coronaria y la presión arterial en comparación con los valores en modelos de control. El jugo de pomelo disminuyó la presión arterial diastólica y la presión arterial sistólica también en personas normotensos y hipertensos.

Las investigaciones en modelos animales (ratas) además apoyan su potencial terapéutico en el manejo de pacientes con diabetes tipo 2 susceptible. Un estudio de Mallick y col. sugiere que la naranja y pomelo poseen actividad antihiperlipidémica debido a fitoquímicos y otros nutrientes esenciales, por lo que pueden servir como cardioprotectores al prevenir la trombosis. El colesterol, los triglicéridos y las lipoproteínas de baja densidad (LDL) disminuyeron con tres dosis de la naranja y pomelo, pero el aumento de las lipoproteínas de alta densidad (HDL) solo fue significativo a 8 mL/kg, y 0,3 mL/kg en modelos animales, respectivamente. Estos resultados sugieren que la combinación de pomelo y naranja poseen actividad antihiperlipidémica debido a fitoquímicos y otros nutrientes esenciales, por lo que pueden servir como cardioprotectores al prevenir la trombosis.

El jugo de pomelo se recomienda en medicina tradicional para uso regular ayudando al desarrollo de la resistencia a los resfriados comunes y las infecciones de heridas.

Muchos compuestos presentes en los frutos cítricos son biológicamente activos, alopáticos y antioxidantes. También se sabe que los compuestos cítricos poseen actividad antiviral, antiinflamatoria, antialérgica y analgésica. En vista de esto, la idea es evaluar la actividad antibacteriana de la cáscara de pomelo, un subproducto de la fabricación de jugos y aceites esenciales, para aprovechar su potencial como conservante natural.

Giamperi y col. reportaron propiedades de extractos de semillas de pomelo que pueden ser indicadas principalmente para usarse como conservante. Los extractos glicéricos utilizados como soluciones acuosas presentan propiedades antioxidantes similares o superiores a las que presentan las soluciones alcohólicas. Esto es importante ya que mucha gente se muestra reacia a ingerir productos que contienen etanol.

Hay varios estudios sobre la composición del aceite esencial de las cáscaras de cítricos, algunos de los cuales incluyen: D-limoneno, β-mirceno, α-pineno, β-pineno, γ-terpineno, α-terpinoleno, α-cariofileno, copaeno, β-felandreno, etc.. También se sabe que las cáscaras de frutas cítricas contienen varios antioxidantes flavonoides, cuyas funciones antimicrobianas están bien documentadas. Los flavonoides de las cáscaras contienen hesperidina, narirutina, naringina y eriocitrina, y también polifenoles como ácido cafeico, ácido p-cumárico, ácido ferúlico, etc..

Pomelo2

Patologías relacionadas

Estrés oxidativo

Referencias externas