Descripción y propiedades

La fruta del mango (Mangifera indica L.) pertenece a la familia de las Anacardiaceae en el orden de las Sapindales y se cultiva en muchas partes del mundo, particularmente en los países tropicales. En la actualidad, el mango se cultiva comercialmente en más de 87 países y ocupa la 2ª posición como cultivo tropical, solo detrás del banano en términos de producción y superficie utilizada. Más de 1000 variedades de mango están disponibles en todo el mundo. Los frutos del mango son una fuente importante de micronutrientes, vitaminas y otros fitoquímicos. La grasa de la semilla de mango es similar a las de la manteca de cacao comercial.

 

El Mango contiene:

Mangiferina

Vitamina C

 

El mango crece hasta una altura de 10-45 m, tiene forma de cúpula con follaje denso, típicamente con ramas pesadas de un tronco robusto. Las hojas son puntiagudas en ambos extremos, las láminas foliares en su mayoría de unos 25 cm de largo y 8 cm de ancho, a veces mucho más grandes, rojizas y ligeramente flácidas cuando se forman por primera vez y liberan una olor aromático cuando se trituran.

El mango se considera una de las principales frutas tropicales del mundo que se cree que se originó en Asia. Se ha informado que China, India, Brasil, Nigeria, Pakistán, México, Tailandia y Filipinas son muy conocidos por el cultivo de mango, siendo India el país con mayor cultivo de mango. Es la fruta nacional de India y Filipinas y el árbol nacional de Bangladesh. El mango conquista la 2ª posición como cultivo tropical, solo detrás del banano en términos de producción y superficie utilizada. Está bien documentado que el mango es una fuente importante de micronutrientes, vitaminas y otros fitoquímicos. Además, los frutos del mango proporcionan energía, fibra dietética, carbohidratos, proteínas, grasas y compuestos fenólicos, que son vitales para el crecimiento, el desarrollo normal y la salud de los humanos. El mango ha sido importante en los sistemas médicos ayurvédicos e indígenas durante más de 4000 años.

El mango contiene mangiferina, ácido mangiferónico,  hidroximangiferina,  polifenoles y  carotenos. Todos estos estudios indican que una gran parte de las actividades reconocidas de la preparación a base de corteza de mango podrían atribuirse a esta C-glucosil-xantona (mangiferina). La mangiferina posee muchas actividades farmacológicas diferentes, antioxidantes, radioprotectoras, inmunomoduladoras, antialérgicas, antiinflamatorias, antitumorales, antidiabéticas, lipolíticas, de resorción de antibióticos, inhibidoras de monoaminooxidasa, antimicrobianas y antiparasitarias.

Se ha realizado un gran número de estudios farmacológicos sobre mango principalmente en India y Bangladesh. También en países como Brasil, Nigeria e Irán se  ha realizado un número considerable de estudios farmacológicos sobre el mismo. Diferentes partes de los árboles de mango ejercen efectos anticancerígenos, antiinflamatorios, antidiabéticos, antioxidantes, antibacterianos, antifúngicos, antihelmínticos, gastroprotectores, hepatoprotectores, inmunomoduladores, antiplasmódicos y antihiperlipémicos.

Mango 2

Patologías relacionadas

Estrés oxidativo

Parasitos intestinales

Hiperlipidémia

Referencias externas