Descripción y propiedades

El Melocotón (Prunus persica, Rosaceae) se cultiva comúnmente en Asia Occidental, Europa, Himalaya e India hasta una altitud de 1000 pies. Prunus tiene cerca de 200 especies cultivadas por sus frutos y semillas comestibles. El Melocotón posee actividad antioxidante, antimicrobiana, antibacteriana y antiinflamatoria (en  casos de alergia).

 

Melocotón contiene:

Vitamina A y grupo B

Fósforo, Hierro

 

 

Es un pequeño árbol de hasta 6 m de altura y corteza lisa. Las hojas son simples, lanceoladas. Las flores son generalmente solitarias, de color rosa o rojo y crecen antes que las hojas, prácticamente sésiles.

Las diferentes variedades de melocotón son ricas en nutrientes y antioxidantes, es decir, azúcares, ácido ascórbico, carotenoides, acidez y actividad antioxidante. La variante “Florda King” tiene más vitamina C que las otras variedades, tiene una buena actividad antioxidante debido a la presencia de vitamina C.

En los países mediterráneos se cultiva extensamente, por ejemplo, en Murcia. La primera introducción de melocotones en la India se puede rastrear durante el reinado del rey Kanishka por rehenes chinos en el siglo I d.C. A finales del siglo XIX se introdujo en Himachal Pradesh (India) muchas variedades de melocotones. Además está muy bien representado en Noroeste de China que es su lugar de origen. En el siglo XVI se estableció en México y en el siglo XVIII los misioneros españoles introdujeron el melocotón en California, que resulta ser la zona de producción más importante después de China e Italia. Otros productores importantes aparte de países ya mencionados son España y Turquía. El consumo de melocotones puede suprimir las especies reactivas de oxígeno (ROS) en el plasma humano y proporcionar protección contra enfermedades crónicas.

Las semillas de Melocotón son conocidas en medicina tradicional en Japón, China y otros países asiáticos. Se utilizan con frecuencia como ingrediente en una variedad de recetas de Kampo (medicina china), en particular las que se utilizan para tratar las enfermedades de la mujer. Los componentes químicos de la hierba incluyen los glucósidos cianogénicos, amigdalina (a veces denominada vitamina B17) y prunasina como componentes principales, junto con glicéridos, esteroles y emulsina. (La amigdalina también es abundante en las semillas de almendra amarga y albaricoques del género Prunus, y otras plantas rosáceas.

Se informó que existe una correlación entre el sabor (astringencia, amargor) y el contenido de compuestos fenólicos que tienen un papel importante en los mecanismos de defensa natural y los beneficios para la salud de las frutas. Además, los flavonoides son particularmente interesantes ya que son potentes antioxidantes in vitro y se cree que desempeñan un papel clave en muchos de los procesos subyacentes a la disfunción vascular. La capacidad antioxidante del melocotón se caracteriza por enormes niveles de variaciones, que se explican en gran medida por el genotipo, pero las condiciones de cosecha y la temporada también pueden ser factores importantes.

Melocotón 2

Patologías relacionadas

Estrés oxidativo

Referencias externas