Descripción y propiedades

La Calabaza tiene un valor muy nutritivo, sobre todo la pulpa, pero también es uno de los alimentos más bajos en grasa y en sodio; dos enemigos de la salud de las arterias y del corazón. De la pulpa de la Calabaza un 6% son hidratos de carbono, un 1% proteínas y prácticamente un 0% de grasa. Destaca también por su riqueza en beta-carotenos, potasio y calcio. Su contenido de fibra soluble es bastante alto.

 

La Calabaza contiene:

 

Vitamina A, E y C

Potasio 

 

Las semillas de Calabaza son especialmente planas y ovaladas. Se utilizan tanto para fines medicinales como para las prácticas culinarias, principalmente en las zonas del sur de Alemania, Austria, Eslovenia y Hungría.

El aceite de semillas de Calabaza es un aceite viscoso, enérgicamente dicromático y que ha sido documentado por su fuerte actividad antioxidante. Es un excepcional preventivo contra la hipertensión y las enfermedades cancerígenas. En los últimos años, varios estudios se han llevado a cabo para resaltar mejor los beneficios medicinales del aceite de semilla de Calabaza.

Se ha revelado que las semillas de Calabaza son una rica fuente de muchos nutrientes y compuestos importantes que parecen tener un efecto muy positivo sobre la salud. Contiene fenoles, tocoferoles y esteroles, que proporcionan una alta protección contra el estrés oxidativo.

Los frutos y partes aéreas se consumen comúnmente como verdura. La planta ha sido tradicionalmente utilizada como medicina en muchos países, tales como China, India, Yugoslavia, Brasil y Estados Unidos. Tradicionalmente se utiliza en la mayoría de los países como antidiabético, antitumoral, antihipertensivo, antihepatotóxico, antiinflamatorio e inmunomodulador de los agentes antibacterianos. Se  ha encontrado también en sus frutos que poseen tanto “in vivo” como “in vitro” propiedades antioxidantes, junto con otras propiedades farmacológicas.

Se ha presentado un estudio, que claramente indica la actividad hepatoprotectora potente de las partes aéreas de la calabaza contra el daño hepático (inducido por CCl4), que puede ser debido a su actividad antioxidante y propiedades de captación de radicales libres.

La Calabaza es una fuente de vitamina A, hierro, fósforo y calcio. También contiene en sus flores espinasterol que posee actividades anticancerígenas, antigenotóxicas, anti-mutagénicas y antitumorales. Las semillas se han utilizado como parte del tratamiento de trastornos hepáticos y digestivos, mientras que el aceite de las semillas poseen propiedad antihelmíntica.

Calabaza2

Patologías relacionadas

Estrés oxidativo

Algunas enfermedades de hígado

Cáncer (potencionalmente)

Referencias externas