Descripción y propiedades

La Cáscara de huevo de pollo se compone de la cáscara calcificada y membranas internas y externas. Estas membranas retienen la albúmina y evitan la penetración de bacterias.

 

Propiedades:

 

Antiinflamatoria

Fuente de colágeno

Reducción de la rigidez producida por osteoartrosis

 

Los hallazgos de varios estudios entre años 1949 a 1974 demostraron que el huevo de ave tiene dos capas de membranas - una interna y otra externa. La membrana interna, llamada también membrana del huevo (membrana putaminis) encierra la albúmina, mientras que la membrana externa (membrana testae) se interpone entre la membrana del huevo y la superficie interna de la cáscara. En el extremo romo del huevo, las dos membranas están separadas por un saco de aire. El estudio de Tan et al. reporta que las fibras de la capa interior eran más pequeñas que las de la capa externa. Sin embargo, estas membranas no son verdaderas membranas biológicas, sino inversiones o capas de material establecidas a medida que el huevo se mueve hacia abajo del istmo del oviducto. Existe una relación entre el espesor de la membrana y el tamaño del huevo, y los diámetros de las fibras y el tamaño de malla de las membranas. La capa interior de fibras está revestida por una membrana limitante. La membrana limitante aparece como una capa continua impermeable que separa las fibras de la albúmina. La superficie interior, la que se enfrenta a la albúmina es lisa pero presenta muchas ondulaciones. Esta observación tiene un significado funcional ya que se ha sugerido que la membrana limitante también proporciona protección contra la invasión bacteriana

Las membranas de la cáscara contienen los compuestos biológicamente activos. La materia orgánica de las membranas de la cáscara de huevo son principalmente proteínas con pequeñas cantidades de carbohidratos y lípidos. Contiene glicosaminoglicanos, incluyendo ácido hialurónico,  condroitina y sulfato de condroitina-dermatán. El ácido siálico es otro carbohidrato que se encuentra en las membranas de la cáscara del huevo. Las membranas de la cáscara de huevo de pollo contiene colágenos de los tipos I, V y X, que se depositan después de que el huevo entra en el istmo. La proteína lisozima es abundante en la membrana limitante.

La concentración de ácido siálico encontrada en la membrana externa es comparable a la encontrada en muestras que contienen membranas de la cáscara interna y externa. Se supone que el peso seco de la membrana interna es mucho más pequeño que la membrana externa. Un estudio muestra la aparición de ácido urónico en las membranas de cáscara de huevo de pollo. Los resultados también demuestran que la composición química difiere entre las tres estructuras con diferentes funciones incluyendo las membranas fibrosas.

Para evaluar la eficacia de la ingesta diaria de la membrana de huevo (Ovomet®) de 300 mg para el tratamiento de pacientes de edad avanzada con osteoartritis, se llevó a cabo un estudio. Este estudio consistió en 300 mg de ingesta de Ovomet® durante 50 días en 20 pacientes con osteoartritis previamente diagnosticados mediante examen médico.

Existen varios trabajos de investigación que describen la acción anti-inflamatoria y anti-catabólico de la condroitina y la glucosamina. Además, los estudios anteriores han informado de la eficacia terapéutica de esta materia prima en pacientes con osteoartritis. Por lo tanto, este producto tiene potencial para el tratamiento de la artritis. En el estudio se ha evaluado un producto comercial Ovomet®, como un condroprotector natural y la observación se realizó en el Hospital Viamed Los Manzanos de Logroño.

En el estudio participaron 20 pacientes, 55% eran varones y 45% eran mujeres. La edad promedia de los participantes fue de 73,5 ± 1,35 años. La media del índice de dolor al comienzo del estudio fue 13,4 en una escala de 20 puntos (WOMAC), que se clasifica como "muy aguda". Este índice descendió de manera significativa (p <0,05) desde el día 20 hasta alcanzar 36,3% de mejora al final del tratamiento. La rigidez de las articulaciones se controló en las visitas de seguimiento y en los cuestionarios WOMAC realizados durante el tratamiento. Se observó una reducción gradual y progresiva de la rigidez articular, que descendió del 10,6% en el día 10 al 58,3% al día 50. Además, se observó una mejora significativa en la funcionalidad desde el día 20 del tratamiento. Este parámetro alcanzó un máximo de 32,3% de mejora de la capacidad funcional al final del estudio.

El estudio reporta que Ovomet® carece de los efectos secundarios asociados al uso a largo plazo de otros tratamientos prescritos para la artritis como los antiinflamatorios no esteroides AINE. Por esta razón, se puede administrar continuamente. Esta terapia implica un progreso sobre el manejo del dolor y la discapacidad generada por la artritis, llevando a una mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Membrana de huevo2

Patologías relacionadas

Inflamación

Osteoartritis

Dolor de articulaciones

Rigidez articular

Referencias externas