Descripción y propiedades

La Alicina un compuesto presente en el ajo (Allium sativum) machacado y ajo envejecido. Posee diversas actividades biológicas como: antibacteriana, antifúngica y antiparasitaria. Los egipcios, griegos, chinos e indios han usado el ajo durante siglos para el tratamiento de diversas dolencias como enfermedades del corazón, artritis, trastornos pulmonares, diarrea y tumores abdominales (especialmente uterina). El consumo del ajo se correlaciona con riesgo de cáncer reducido. Sus extractos y componentes bloquean eficazmente tumores experimentalmente inducidos.

 

Propiedades:

 

Antioxidante

Antibiótico

Aparazítico

 

La Alicina está presente en los dientes de ajo fresco picado. No se encuentra en plantas intactas, sino que se forma por la acción de la enzima aliina. En las plantas intactas, el aminoácido y la enzima se almacenan en los compartimentos celulares separados. Después de la lesión de la planta, las barreras entre estos compartimentos se rompen y la aliina-liasa cataliza la eliminación de aliina durante la cual se forma, por una reacción espontánea, Alicina.

Además de su actividad antioxidante, la Alicina se atribuye a la reacción rápida con las proteínas que contienen grupo tiol. La alta permeabilidad de la Alicina a través de las membranas puede mejorar en gran medida la interacción con tioles intracelulares. Parece que las células de mamíferos están protegidas en cierta medida de sus efectos peligrosos. La presencia de glutatión dentro de las células puede neutralizar la actividad de la Alicina cuando penetra en las células. Por otro lado, el efecto de la Alicina en muchas células microbianas parece ser crítico y por lo tanto muy beneficioso para el huésped.

Inhibe significativamente la infectividad de esporozoítos vivos (etapa de vida de un parásito protozoario, durante la cual, puede infectar a nuevos huéspedes). También disminuye las cargas parasitarias en modelos animales (ratones) con infecciones en la sangre. Esto demuestra la posibilidad de utilizar un inhibidor de la proteasa cisteína para apuntar dos etapas diferentes del ciclo de vida en el huésped vertebrado y apoyar la idea de los inhibidores de la proteasa cisteína que pueden ser fármacos útiles para la profilaxis y el tratamiento de la malaria.

Los efectos de la Alicina se atribuyen también a la detención del ciclo celular y su capacidad para disminuir los niveles de glutatión intracelular por su actividad antioxidante. Un estudio ha reportado la apoptosis inducida por Alicina en las células cancerosas.

La Alicina ha demostrado una gran variedad de actividades antimicrobianas y antitumorales. Uno de los hallazgos interesantes reportados es el efecto inhibidor del crecimiento de Entamoeba histolytica, un protozoo parasitario que provoca cada año más de 50 millones de casos sintomáticos de amebiasis intestinal.

Además, la Alicina reduce el colesterol sérico y los triglicéridos, así como la formación de placa aterosclerótica y la agregación de las plaquetas. Disminuye la presión ocular. Puede difundirse fácilmente en el volumen interno de las vesículas o en el citoplasma de las células rojas de la sangre.

Alicina2

Patologías relacionadas

Estrés oxidativo

Infección

Parázitos

Referencias externas