Descripción y propiedades

La Quercetina es uno de los flavonoides más abundantes en la dieta humana. Está presente en casi todos los alimentos incluyendo frutas y verduras y se afirma que ejerce efectos beneficiosos para la salud. Además, se ha demostrado en los estudios pilotos que también posee propiedades anti-fibróticas, anti-coagulantes, anti-bacterianas, anti-aterogénicas, anti-hipertensivas y antiproliferativas.

 

Propiedades:

 

Antioxidante

Antiinflamatorio

 

Después de la absorción, la Quercetina, se metaboliza en varios órganos incluyendo intestino delgado, colon, hígado y riñón. Se ha demostrado que la “vida media” de los metabolitos son de 11 a 28 h. Esto indica que, con la suplementación repetida se podrían alcanzar unos niveles plasmáticos considerables.

Se cree que los efectos biológicos de la Quercetina provienen de sus propiedades antioxidantes. Recientemente, se demostró que podría comportarse como antioxidante y prooxidante, dependiendo de la concentración y fuente de radicales libres.

La Quercetina es un excelente antioxidante en los estudios pilotos y posee fuertes capacidades anti-inflamatorias. También se sugiere que potencia sustancialmente el escudo antioxidante endógeno por la contribución a la capacidad antioxidante total del plasma. Su actividad es aproximadamente 6 veces mayor que la de la vitamina C. Una posible explicación de los efectos antiinflamatorios de la Quercetina puede encontrarse en la interacción entre el estrés oxidativo y la inflamación, ya que en los dos procesos están involucrados los radical libres.

La Quercetina ha demostrado ser un excelente antioxidante, que también probablemente, posee capacidades anti-proliferativas y de expresión génica en estudios pilotos. Curiosamente, sus efectos parecen ser más pronunciados cuando los niveles basales del estrés oxidativo y la inflamación son altos.

La Quercetina tiene una capacidad quelar a los metales y previene la oxidación de la lipoproteína de baja densidad (LDL) en los estudios pilotos. Los estudios epidemiológicos sugieren que su consumo protege contra las enfermedades cardiovasculares y su ingesta se asoció inversamente con la mortalidad por enfermedad coronaria en hombres holandeses de edad avanzada. Además, existe una hipótesis que LDL oxidado puede ser un intermedio en la formación de placas ateroscleróticas. Por lo tanto, la Quercetina podría contribuir en la prevención de la aterosclerosis, la trombosis y la agregación plaquetaria.

Se estima el consumo de flavonas entre 3-80 mg en la dieta y más que 50% de estos es la Quercetina. El contenido de la Quercetina de los productos alimenticios aún no se conoce con precisión, pero los datos disponibles muestran un rango de 2 a 250 mg/kg de peso húmedo en los frutos, 0-100 mg/kg en los vegetales (las cebollas son especialmente ricas: 200-600 mg/kg). La concentración plasmática de los derivados conjugados de Quercetina se incrementa después del consumo de una comida rica en productos vegetales.

Quercetina2

Patologías relacionadas

Estrés oxidativo

Inflamatorio

Referencias externas