Descripción y propiedades

La Pepsina es una enzima que digiere proteínas. Ya en el año 1932 se estudió su efecto. El primer efecto es una disminución rápida de la viscosidad, acompañada por una disminución más lenta de la cantidad de nitrógeno presente en la proteína, y por un aumento todavía más lento en el número de grupos de carboxilo (o de amino). La actividad óptica y la conductividad también cambian, pero las tres propiedades anteriores se han seleccionado como características de los diversos cambios que se producen durante la digestión de una solución de proteína.

 

Propiedades:

 

Es una enzima digestiva

Ayuda a ingerir las proteínas

 

Los pepsinógenos, precursores de la Pepsina, pertenecen a una familia de enzimas llamada proteinasas aspárticas y son producidos principalmente por las células de la parte superior del estómago. Los pepsinógenos se activan a la pepsina que juega un papel importante en el desarrollo de algunos trastornos relacionados con el reflujo en el ambiente ácido. La Pepsina exhibe la actividad enzimática a niveles de pH por encima de 4 y sólo se inactiva irreversiblemente a un pH mayor que 6,5. La Pepsina se subdividide en dos tipos: pepsinógeno I (pepsinógeno A) y pepsinógeno I1 (pepsinógeno C o progastricina).

La Pepsina juega un papel importante en los tejidos laríngeos y de las vías respiratorias. La Pepsina es un excelente marcador clínico para el reflujo laringofaríngeo.Su detección en el esputo de la garganta parece proporcionar un método no invasivo sensible para detectar el reflujo laringofaríngeo.

La reducción en el volumen de jugo gástrico después de tomar omeprazol no es de la misma magnitud que la reducción en la producción de ácido. No se mostró la reducción relacionada con la secreción de Pepsina. Estas observaciones sugieren que otros componentes de la secreción gástrica son relativamente inalterados por el omeprazol y dan más evidencia para el sitio altamente específico y el modo de acción del fármaco. Es poco probable que la falta de reducción en la secreción de Pepsina sea de importancia clínica ya que la Pepsina sería biológicamente inactiva en ausencia de ácido intragástrico.

Aunque el avance de la edad no tiene ningún efecto sobre la secreción de ácido gástrico, se asocia con una producción reducida de la Pepsina.

Pepsina2

Patologías relacionadas

Problemas digestivas

Referencias externas