Descripción y propiedades

Por el término "Vitamina A" nos referimos a los compuestos retinoides que tienen la actividad biológica de retinol. La Vitamina A es un micronutriente esencial que interviene en la regulación de diversas funciones fisiológicas tales como la visión, el mantenimiento del desarrollo y la producción de glóbulos rojos, en la secreción de mucosa y en los tejidos epiteliales. Ya en 1500 aC, los síntomas clínicos de la su deficiencia, tales como ceguera nocturna, fueron descritos por los egipcios. Además, su importancia para la resistencia a las enfermedades infecciosas ha sido conocida desde hace más de cien años.

 

Propiedades:

 

Ayuda a mejorar la vista, especialmente nocturna

Interviene en la producción de glóbulos rojos

Ayuda en enfermedades  infecciosas

 

La Vitamina A es esencial para la embriogénesis, el crecimiento y la diferenciación epitelial. La suplementación de las mujeres con Vitamina A o caroteno, en cantidades dietéticas recomendadas durante los años reproductivos, mostraron la reducción de la mortalidad relacionada con el embarazo en las poblaciones desnutridas del sur de Asia. Sin embargo, la alta ingesta dietética parece ser teratogénica. Entre los bebés nacidos de mujeres que tomaron más de 10.000 UI de Vitamina A preformada por día en forma de suplementos, se estima que alrededor de 1 infantil de 57 tenía una malformación atribuible al suplemento.

La Vitamina A es un agente inmuno-modulador y su suplementación afecta a las respuestas inmunes. Sin embargo, mientras que esto podría ser beneficioso para la respuesta contra algunos patógenos y desventajoso en las infecciones con otros patógenos. Esto es posible  la base de las observaciones de que la suplementación de Vitamina A tiende a reducir las enfermedades diarreicas, pero aumentan las infecciones respiratorias.

Los pigmentos carotenoides de las plantas y ésteres de retinilo que se encuentran en los tejidos animales se convierten en Vitamina A en la mucosa intestinal. Se absorbe con ganglios quilomicrones y se almacena en el hígado, después de la liberación, circula en el plasma como retinol, unido a la proteína de transporte.

Varios metabolitos de retinol y ácido retinoico han sido identificados, tales como las glicoproteínas que contienen retinoides que pueden funcionar como compuestos intermedios de glicosilación en la glicoproteína y el metabolismo de la membrana. Se ha demostrado que los retinoides pueden actuar como agentes antineoplásicos en cáncer en modelos animales. Además, el metabolismo de retinoides, implica muchas proteínas que pueden estar implicados en la mediación también de triglicéridos y/o el metabolismo del colesterol.

Vit A 2

Patologías relacionadas

Trastornos de visión

Problemas de mucosa

Referencias externas