Descripción y propiedades

La Vitamina K es un cofactor requerido para la formación de residuos de γ-carboxiglutamato en las proteínas. Varios estudios han demostrado que una carencia de Vitamina K se asocia con un mayor riesgo de fracturas óseas osteoporóticas. No está confirmado si los suplementos de vitamina K reducen la tasa de pérdida ósea en mujeres posmenopáusicas.

 

Propiedades:

 

Disminuye el riesgo de fracturas óseas osteoporóticas

Influye en la coagulación de la sangre

 

Menaquinona, colectivamente referidos a contribuyentes de la Vitamina K2, requiere relativamente pequeña cantidad para satisfacer la exigencia.

Filoquinona o Vitamina K1 es la fuente principal dietética de Vitamina K. Los vegetales de hojas verdes, contienen el más alto contenido de filoquinona y contribuyen al 40-50% de la ingesta total, seguidas por ciertos aceites vegetales tales como soja, semilla de algodón, canola y aceite de oliva.

La Vitamina K es un factor importante en la regulación de la calcificación en varios tejidos, incluyendo las paredes de los vasos sanguineos y cartílagos. La reciente identificación de una nueva enzima implicada en su metabolismo, proporciona una evidencia de posibles funciones fisiológicas. La Vitamina K se ha asociado con el riesgo de fractura de cadera. En un estudio, había un número significativamente mayor de fracturas de cadera por incidentes entre las personas de edad avanzada con ingesta baja de filoquinona en comparación con aquellos con ingesta alta.​ Este fenómeno no se puede explicar con una baja densidad mineral ósea.

 

Vitamina K2

Patologías relacionadas

Coagulación incorrecta de la sangre

Riesgo de las fracturas osteoporóticas

Referencias externas