Descripción y propiedades

Noni (Morinda citrifolia L.) es originalmente del Asia sudeste y Australia y se cultiva en Polinesia, India, el Caribe y América del Sur. Noni, o mora india, se originó en Asia tropical o Polinesia. La planta se cultiva normalmente por sus raíces, hojas y frutos. La fruta puede crecer en tamaño hasta 12 cm o más y tiene una superficie cubierta por secciones de forma poligonal y madura tiene un mal sabor y olor. Las raíces de estas plantas son buenas fuentes de antraquinonas, que generalmente están presentes como agliconas y, en menor grado, en forma de glucósidos. La parte más utilizada es la hoja.

Noni ha sido utilizada en remedios populares por los polinesios durante más de 2000 años y tiene una amplia gama de efectos antibacterianos, antivíricos, antifúngicos, antitumorales, antihelmínicos, analgésicos, hipotensores, antiinflamatorios, y ayuda al sistema inmune. Se utiliza principalmente para estimular el sistema inmunológico y, por lo tanto, para combatir infecciones bacterianas, virales, parasitarias y micóticas. También se utiliza para prevenir la formación y proliferación de tumores, incluidos los malignos. Se ha confirmado que el zumo de Noni tiene efecto diurético.

Noni también conocido como “Indian Mulberry”, “Ba Ji Tian”, ​​“Nono” o “Nonu”, “Cheese Fruit” y “Nhau” en diferentes culturas. En medicina alternativa se usa por sus beneficios de salud para el cáncer, infección, artritis, diabetes, asma, hipertensión y dolor. El zumo de fruta tiene una gran demanda para diferentes tipos de enfermedades como artritis, diabetes, presión arterial alta, dolores musculares, dificultades menstruales, dolores de cabeza, enfermedades cardíacas, sida, cánceres, úlceras gástricas, esguinces, depresión mental, senilidad, mala digestión, aterosclerosis, problemas en los vasos sanguíneos y adicción a las drogas. El mercado actual se centra en el noni polinesio, y más específicamente el de Tahití.

El capitán James Cook documentó que esta fruta se comía en Tahití a finales de la década de 1700. Otra publicación de 1866 menciona que noni se consumía como alimento en las Islas Fiji.

En Noni se encontraron 23 diferentes fitoquímicos, así como  vitaminas y  minerales.

La fruta de Noni contiene un compuesto llamado proxeronine que se convierte en el cuerpo en el alcaloide xeronina, por una enzima que llama proxeroninasa. Existe la hipótesis de que xeronine es capaz de modificar la estructura molecular de las proteínas. Xeronine interactuará con la proteína e influye en su conformación adecuada. El resultado es una proteína que funciona correctamente. Siempre que surja un problema en la célula debido a una dificultad estructural de proteínas, la presencia de Xeronine sería beneficiosa. Esta hipótesis puede explicar por qué el zumo de noni puede ayudar en muchos problemas de salud de diferentes maneras.

Otros compuestos de noni como la acubina, L-asperulosida y alizarina, así como algunos otros compuestos de antraquinona en las raíces de noni, son agentes antibacterianos probados. Se ha demostrado que estos compuestos combaten las cepas de bacterias infecciosas como Pseudomonas aeruginosa, Proteus morgaii, Staphylococcus aureus, Baciillis subtilis, Escherichia coli, Salmonella y Shigela. Además, se han reportados actividades analgésicas y tranquilizantes.

El zumo de noni contiene una sustancia rica en polisacáridos (noni-ppt) con actividad antitumoral en el modelo de carcinomatosis peritoneal de pulmón de Lewis. La administración terapéutica de noni-ppt aumenta significativamente la duración de la supervivencia de los modelos de animales (ratones portadores de tumores). No mostró efectos citotóxicos significativos en un cultivo adaptado de células, pero pudo activar las células de exudado peritoneal para impartir una profunda toxicidad cuando se cultivan conjuntamente con las células tumorales. Esto sugirió la posibilidad de que el noni-ppt pueda suprimir el crecimiento del tumor a través de la activación del sistema inmunitario. Zumo de noni puede tener un efecto preventivo del cáncer en la etapa de inicio de la carcinogénesis química.

Según estudio de Younos et al., el extracto "mostró una actividad analgésica central significativa relacionada con la dosis en los ratones tratados". Declararon que "estos hallazgos validan las propiedades analgésicas tradicionales de esta planta". La eficacia analgésica del extracto de Noni es del 75% tan fuerte como La morfina, sin embargo, no es adictiva y carece de efectos secundarios.

Sirve como un buen suplemento nutricional líquido. Incluir zumo de noni en cinco porciones diarias de frutas y verduras puede ayudar a prevenir varias enfermedades, al mismo tiempo que mantiene una buena salud general. Un estudio ha demostrado que partes del noni (hojas, frutos y raíces) tienen diferentes actividades antioxidantes. Tanto los componentes polares como los no polares mostraron una actividad antioxidante apreciable y una mayor actividad antioxidante que la hoja o la fruta.

El zumo de noni se usa también para aliviar la inflamación y posee un efecto diurético. Comúnmente se supone que noni se originó en el Asia sudeste y posteriormente se distribuyó a las islas del Pacífico occidental. Otra hipótesis es que las semillas de noni podrían distribuirse flotando en el océano y probablemente de manera secundaria por aves y otros animalesy así apoya la idea de que las plantas podrían haberse distribuido naturalmente en las islas del Pacífico. 

 

Acai (Euterpe oleracea Mart., Arecaceae) es una de las especies más naturalmente abundantes en las llanuras aluviales del estuario del Amazonas oriental. Sus frutas son esféricas del tamaño de una uva, en principio son verdes y maduran a un color púrpura oscuro, debido a un alto contenido de antocianinas. Sin embargo, algunas permanecen verdes en su etapa madura y se les llama “acai blanco”. Las palmeras de acai crecen a una densidad de 2500 a 3500 árboles por hectárea, sirviendo como la planta de dosel predominante dentro del delta del río Amazonas en los estados de Pará y Amapa, Brasil, cubriendo un rango de más de tres millones de hectáreas.

La pulpa de acai tiene un alto valor nutricional: los lípidos pueden representar hasta el 50% y las proteínas alrededor del 10% de la materia seca. Los componentes polifenólicos principales que se encuentran en el acai incluyen antocianinas, proantocianidinas, otros flavonoides y lignanos. Se ha demostrado que acai exhibe una capacidad antioxidante extremadamente alta. En general, las agliconas de flavonoides mostraron no solo mayores capacidades antioxidantes que sus glucósidos C, sino también la capacidad de penetrar en las células vivas. Un estudio también sugirió que los componentes distintos de las antocianinas en el acai contribuyeron a la actividad antiproliferativa contra las células tumorales inducidas en el cerebro de ratas (glioma C-6).

Las frutas se utilizan principalmente para preparar una bebida con la consistencia de un batido al macerar su pulpa y mezclarla con diferentes cantidades de agua.La parte principal de las capacidades antioxidantes de la pulpa de acai debe ser debida a otros compuestos, aún no identificados. Esta conclusión está apoyada por los resultados de diferentes investigaciones de muestras ricas en antocianinas. Por ejemplo, se ha encontrado que debe haber un importante antioxidante no identificado en la bebida de grosella negra, porque los buenos resultados de esta bebida no podrían explicarse solo por su contenido de vitamina C y antocianinas. Las antocianinas son responsables de la estabilización del ácido ascórbico en el zumo de grosella negra. Se ha confirmado que por la capacidad antioxidante total de las frutas pueden existir algunos antioxidantes desconocidos presentes en las frutas que necesitan ser identificados.Se aislaron siete flavonoides principales a partir de pulpa de acai liofilizada: orientina, homoorientina, vitexina, luteolina, crioseriol, quercetina y dihidrokaempferol.Las contribuciones de las antocianinas a las capacidades antioxidantes generales del acai se estimaron en solo un 10% aproximadamente.

Así la combinación de noni y acai es muy beneficiosa para el organismo.

Combinación de noni y acai 2

Patologías relacionadas

Estrés oxidativo

Problemas de sistema inmune

Referencias externas

Morinda citrifolia (Noni): A literature review and recent advances in Noni research, Acta Pharmacologica Sinica, 2002, 23, 1127-1141

Cancer Preventive Effect of Morinda citrifolia (Noni), Annals New York Academy of Sciences, 2001, 952, 161-168

An Immunomodulatory Polysaccharide-Rich Substance from the Fruit Juice of Morinda citrifolia (Noni) with Antitumour Activity, Phytotherapy research, 1999, 13, 380-387

Antioxidative activity of extracts from Mengkudu (Morinda citrifolia L.) root, fruit and leaf, Food Chemistry, 2002, 78, 227-231

The noni fruit (Morinda citrifolia L.): A review of agricultural research, nutritional and therapeutic properties, Journal of Food Composition and Analysis, 2006, 19, 645-654

From Polynesian Healers to Health Food Stores: Changing Perspectives of Morinda citrifolia (Rubiaceae), Integrative Cancer Therapies, 2002, 1, 110-120

Total oxidant scavenging capacities of Euterpe oleracea Mart. (Acai) fruits, International Journal of Food Sciences and Nutrition, 2005, 1: 53-64

Anti-oxidant capacities of flavonoid compounds isolated from acai pulp (Euterpe oleracea Mart.), Food Chemistry, 2010, 122, 610-617

Euterpe oleracea juice as a functional pigment for yogurt, Food Research International, 2005, 38, 893-897

Phytochemical composition and thermal stability of two commercial açai species, Euterpe oleracea and Euterpe precatoria, Food Chemistry, 2009, 115, 1199-1205

Polyphenolic Constituents of Fruit Pulp of Euterpe oleracea Mart. (Acai palm), Chromatography, 2004, 59, 739-743

Acai (Euterpe oleracea Mart.) Polyphenolics in Their Glycoside and Aglycone Forms Induce Apoptosis of HL-60 Leukemia Cells, Journal of Agricultural and Food Chemistry, 2006, 54, 1222-1229

Flavonoids from acai (Euterpe oleracea Mart.) pulp and their antioxidant and anti-inflammatory activities, Food Chemistry 128 (2011) 152–157

Flavonoids from acai (Euterpe oleracea Mart.) pulp and their antioxidant and anti-inflammatory activities, Food Chemistry 128 (2011) 152–157