Descripción y propiedades

La combinación de: Coenzima Q10, Semillas de uva y vitamina E

 

Propiedades:

 

Antioxidante

Previene daños en membranas biológicas y lipoproteínas

Detiene la degeneración progresiva y acelerada

 

La coenzima Q10 es un componente esencial de la cadena respiratoria que interviene en la producción celular de energía. A su vez, es considerada un potente antioxidante que actúa en la prevención del daño oxidativo del ADN, membranas biológicas y lipoproteínas. La Coenzima Q10 parece sembrar la degeneración progresiva de la función en la enfermedad de Parkinson. La suplementación con Coenzima Q10 mejora la función endotelial de las arterias de la circulación periférica en pacientes dislipémicos con la diabetes tipo II. El mecanismo podría suponer un aumento de la liberación endotelial y la actividad del óxido nítrico debido a la mejora en el estrés oxidativo vascular.

Los compuestos fenólicos de la uva se localizan en las partes sólidas como cáscara, semilla y tejido vascular. En la pulpa, destaca la presencia de ácidos fenólicos y sus derivados. Los flavonoles y antocianos se encuentran localizados en las células de la cáscara de la uva. Las procianidinas y flavanoles se localizan en las Semillas de las uvas. Los extractos de Semilla de uva (ricos en flavonoides, 95%), han mostrado efectos antioxidantes en estudios in vitro e in vivo. El tratamiento oral ha demostrado reducir los valores de radicales libres e incrementa la capacidad antioxidante de la vitamina C y E en el sistema nervioso así como antioxidante del plasma en modelos animales. Estudios clínicos han demostrado los efectos antioxidantes del extracto de semillas de uva.

La Vitamina E actúa como un antioxidante natural que reacciona con radicales libres solubles en lípidos de membranas. La Vitamina E pertenece al grupo de vitaminas liposolubles ampliamente distribuida en los alimentos. Su principal función es descrita como antioxidante natural que reacciona con los radicales libres solubles en los lípidos de las membranas. Se ha propuesto que además de su función antioxidante puede desempeñar una función fisicoquímica específica en el ordenamiento de las membranas lipídicas, especialmente de los fosfolípidos ricos en ácido araquidónico, estabilizando las estructuras de membranas. Las deficiencias de Vitamina E son particularmente importantes en los recién nacidos prematuros por sus deficientes reservas corporales y deterioro de la absorción de las grasas.

Esta fórmula está  diseñada para ayudar a neutralizar los radicales libres y a mantener el cuerpo libre de elementos químicos y nocivos para nuestras células. Además, la formula se ve potenciada por el poder revitalizador y rejuvenecedor de la Coenzima Q10 y la Vitamina E, ambos antioxidantes y regeneradores y estimulantes de la energía celular.

Combinación de antioxidantes2

Patologías relacionadas

Estrés oxidativo

Estrés oxidativo vascular

Enfermedad de Parkinson 

Referencias externas