Descripción y propiedades

La combinación: Cola de Caballo, Caléndula, Mentol

 

Propiedades:

 

Antiinflamatorio

Ayuda a calmar el dolor

Desinfectante

Cicatrizante

 

 

El uso tradicional como tratamiento tópico de la piel, con derivados de plantas se reporta a las culturas del antiguo Egipto y sigue siendo utilizado  hoy en día, hasta en los países industrializados.

La cola de Caballo (Equisetum arvense) tiene múltiples efectos sobre la diuresis y es muy antioxidante. También actúa como vasodilatador, antinociceptiva, antiinflamatoria y posee una actividad inhibidora de la germinación. El efecto antinociceptivo y antiinflamatorio fue evaluado en estudios con modelos animales, aplicando el extracto hidroalcohólico de la Cola de caballo con los modelos animales. Los resultados indican que este extracto exhibe un efecto antinociceptivo en modelos químicos de la nocicepción que no está relacionado con el sistema opioide. La Cola de Caballo es muy rica en silicio, el cual ayuda a mejorar los vasos sanguíneos y los tejidos conectivos. Con el té de esta planta se pueden hacer lavados de las heridas, úlceras o cualquier problema de la piel y para hacer gárgaras para la boca y las encías inflamadas..

La Caléndula (Calendula officinalis), ha sido incluida en diversas farmacopeas nacionales, y en el suplemento de 1999 de la Farmacopea Europea. Las preparaciones y productos derivados de esta planta mejoran la cicatrización de las heridas. Sirve como antiinflamatorio tópico. La Caléndula se usa como colutorio en las estomatitis, en la piorrea, etc... También se puede usar en el tratamientos de diversas afecciones del sistema urinario y gastrointestinal. Las partes de las plantas utilizadas son las flores secas o las flores liguladas secas. Las flores liguladas contienen saponinas de triterpeno, alcoholes triterpénicos. También se utilizan sus ésteres de ácidos grasos, carotenoides, flavonoides, cumarinas, aceite esencial y los hidrocarburos y ácidos grasos. Las propiedades anti-inflamatorias de  las flores de caléndula se han atribuido en los ensayos  “in vivo” a los ésteres de ácidos grasos triterpenoidos. Entre éstos, los ésteres de laurilo, miristoilo y palmitoílo de faradiol son los más abundantes.

El uso de Mentol en la dermatología es extendido como antipruriginoso tópico (contra el hormigueo), antiséptico, analgésico y también está incluido en las formulaciones de refrigeración. A pesar de su uso generalizado, fue recientemente descubierto que el efecto por el cual el Mentol provoca sensación de frío (la misma como realmente la temperatura baja), depende del receptor TRPM8 (un sensor del frío). Los resultados de otro estudio indican que el mentol produce una acción analgésica central mediante el bloqueo de Na+ y Ca2+ canales en las neuronas del asta dorsal, un efecto que también se ha demostrado en las neuronas periféricas. Parece que el Mentol actúa como un agente analgésico no selectivo a través de múltiples objetivos de dolor periférico y central, que es probablemente beneficioso en el tratamiento del dolor crónico. Se puede utilizar como un analgésico eficaz en el dolor crónico, así como un analgésico tópico. Sin embargo, los resultados de previos estudios muestran que el Mentol, como un cíclico alcohol terpeno es capaz de inducir analgesia a través de la activación del sistema central opioide.

La concentración de mentol alta (> 30%) puede inducir dolor frío.

La mezcla de los tres ingredientes tiene efecto refrescante extremos que hace que el cuerpo entre en calor y se active para compensar el frescor proporcionado por el bálsamo. También para controlar el exceso de grasa en los tejidos externos.

 

Solución externa para el dolor 2

Patologías relacionadas

Inflamación

Cicatrización complicada

Picor

Dolor en parte externas

Referencias externas