Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han reportado que el sueño insuficiente es un problema importante y costoso de la salud pública. Un análisis reveló que más de un tercio de los adultos no duermen lo suficiente (el estudio fue realizado en Estados Unidos).

No dormir lo suficiente puede ayudar conducir a una serie de enfermedades crónicas como la diabetes o la obesidad. Además, la falta de sueño simplemente nos hace infelices.

El sueño insuficiente reduce la calidad de vida, la productividad y puede incluso conducir a la depresión. Una investigación realizada por la Universidad de Warwick en el Reino Unido subraya la importancia del sueño para la salud pública y sugiere que buena calidad del sueño puede hacernos felices.

Sueno2