Los científicos han descubrierto una de las razones por las cuales las personas que viven en aldeas aisladas en Grecia disfrutan de una vida larga y prácticamente sin enfermedades cardiovasculares. Problemas cardíacos, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares - todos los tipos de enfermedades cardiovasculares - son raros; y eso a pesar de una dieta que incluye bastante carne de cordero y queso cretense local.

En esta comunidad encontraron una nueva variante genética, común entre los aldeanos, que parece proteger el corazón, al disminuir los niveles de grasas "malas" y colesterol. Los habitantes del pueblo sufren diabetes tipo 2 al mismo ritmo que la población griega en general, pero no parecen sufrir las consecuencias habituales, como la enfermedad renal diabética.

La investigación publicada en Nature Communications identificó una nueva variante genética que tiene cualidades protectoras del corazón.

La variante del gen parece ser prácticamente única para la población de los dos pueblos de montaña. De los miles de europeos que se han sometido a la secuenciación del genoma, sólo una persona en Italia posee esta variante. En el estudio incluía una población aislada, encontraron una variante genética que nadie había visto antes y está relacionada con la causa de muerte más común en todo el mundo.

Queda investigar por qué la variante está presente - podría estar relacionada con la manera en que los aldeanos viven sus vidas, el medio ambiente, o podría haber sido transmitido a través de generaciones.

Creta2