Según de los resultados publicados en la revista médica British Medical Journal, las mujeres deben ser alentadas a adoptar un estilo de vida saludable y tener un peso corporal normal antes y durante el embarazo. Martina Persson, investigadora en la unidad de epidemiología clínica del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) y sus colegas, analizaron datos sobre más de 1.2 millones de nacidos, excluyendo gemelos y otros múltiplos, en Suecia entre 2001 y 2014.

Los bebés de madres de peso normal tienen un riesgo del 3,4% de una malformación congénita mayor. En comparación, la proporción de los mismos defectos entre hijos de madres con sobrepeso es del 3,5%; entre los bebés de madres con obesidad clase I 3,8%; con obesidad II 4,2%; y con obesidad clase III un 4,7%.

"Demostramos un mayor riesgo de malformaciones graves en hijos de madres con sobrepeso. Éstos aumentan progresivamente con el sobrepeso y la gravedad de la obesidad de la madre ", dijo Persson. Señaló que estos resultados muestran una conexión - pero no se puede probar una causa directa - entre el peso materno y los defectos de nacimiento.

Obesidad mujer