¿Alguna vez has oído hablar sobre el síndrome de intestino permeable? Por supuesto que sí. En el mundo de la salud natural, el término se lanza  casi tan a menudo como "desintoxicación".

 

Pero, ¿qué significa realmente?

 

Eso depende de a quién preguntes. "El síndrome del intestino permeable es algo así como un misterio médico. Desde el punto de vista de un MD, es un área muy gris ", dice Rudolph Bedford, MD, gastroenterólogo en el Centro de Salud de Saint John en Providence, Santa Mónica, California.

Se cree que el síndrome del intestino permeable ocurre cuando la capa de células que recubre la pared intestinal se irrita y deja de funcionar de la forma que debería. Normalmente, estas células actúan como una barrera protectora que absorbe partículas de alimentos, toxinas y otros microorganismos. Pero si las células se dañan, pueden volverse porosas. Así que en lugar de absorber esas partículas entran en el torrente sanguíneo.

El intestino permeable está relacionado con la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn o la enfermedad inflamatoria intestinal, destaca Dr. Bedford. Otros irritantes comunes del estómago incluyen analgésicos no-esteroides, alcohol y antibióticos. Algunos naturópatas también dicen que una dieta alta en alimentos inflamatorios -como gluten, azúcar o lácteos- podría tener un impacto negativo en el intestino.

"Estos alimentos son difíciles de digerir, por lo que desgastan el sistema digestivo y dejan las partículas de alimentos no digeridos en el intestino", explica el Dr. Taz Bhatia

La eliminación en la dieta podría ser la primera línea de defensa. Para algunos, el gluten, el azúcar y los productos lácteos son más difíciles de digerir y pueden desencadenar la inflamación. Evitar estos alimentos por al menos 6 semanas podría detener la inflamación nueva y ayudar al intestino, comenta Dr. Bhatia. Una vez que el intestino está curado, puede ser capaz de tolerar este tipo de alimentos en pequeñas cantidades.

Zumos