Un nuevo estudio destacado por Science daily, explora la relación genética entre los neandertales y los antepasados de los humanos modernos, con un enfoque a Asia occidental, la región donde podrían ocurrir las primeras relaciones.

Cuando los antepasados de los humanos modernos emigraron de África, pasaron por Medio Oriente y Turquía antes de llegar a Asia y Europa. Aquí se cree que se encontraron con una especie de homínido diferente - los neandertales. La evidencia genómica muestra que este antiguo entrecruzamiento existe y Asia occidental es el lugar más probable donde sucedió.

La investigación, publicada en Octubre en Genome Biology and Evolution, analiza el material genético de las personas que viven en la región hoy, identificando las secuencias de ADN heredadas de los neandertales. El estudio se centró en Asia occidental. Como parte del proyecto, los científicos analizaron 16 genomas pertenecientes a personas de ascendencia turca.

"Dentro de estos genomas, en las áreas donde vemos la introgresión* de Neanderthal relativamente comúnmente están los genes relacionados con el metabolismo y las respuestas del sistema inmune", dice Recep Ozgur Taskent, uno de los autores del estudio.

Por ejemplo, una secuencia de ADN que tiene origen en los genes de los neandertales está relacionada con la enfermedad celíaca. Otro ejemplo es una variante relacionada con un menor riesgo de malaria.

El equipo de investigación también analizó los datos genómicos de la población de Asia occidental. En promedio, estas poblaciones portan menos ADN de los neandertales que los europeos, asiáticos centrales y asiáticos orientales.

Las personas que viven en Europa, Asia Central y Asia Oriental en la actualidad pueden ser descendientes de poblaciones que tuvieron en Asia occidental como una parada en el viaje. Estas poblaciones vivieron allí temporalmente, apareándose con los neandertales de la región antes de trasladarse a otros destinos.

Neandertales2