El ritmo circadiano, es la razón por la que queremos dormir por la noche, pero también provoca grandes cambios en la forma en que trabaja nuestro cuerpo. La investigación, publicada en The Lancet, sugiere que el corazón es más “fuerte” y aumenta la capacidad de resistir la cirugía por la tarde que por la mañana. Según los científicos, la cirugía abierta de corazón parece ser más segura por la tarde, debido al reloj interno del cuerpo. Y la diferencia no se reduce por posible cansancio de los cirujanos por la mañana. 

Los médicos necesitan detener el corazón para realizar operaciones, incluidas las sustituciones de las válvulas cardíacas. Esto pone al órgano bajo estrés a medida que se reduce el flujo de oxígeno al tejido cardíaco.

El profesor Bart Staels, del Institut Pasteur de Lille, dijo al sitio web de BBC News: "No queremos asustar a la gente para que no se someta a una cirugía, es una forma de salvar vidas". También añadió que sería imposible para los hospitales realizar cirugía solo después del almuerzo.  Sin embargo, si se pueden identificar a los pacientes con mayor riesgo, sin duda, la operación se realizará por la tarde y eso ya sería razonable. Por ejemplo, se ha demostrado que la obesidad y la diabetes tipo 2 aumentan el riesgo de complicaciones después de la cirugía.

El Dr. John O'Neill, del Laboratorio de Biología Molecular del Consejo de Investigación Médica del Reino Unido comentó: "Nuestro sistema cardiovascular tiene la mayor producción alrededor de la media / última hora de la tarde, lo que explica por qué los atletas profesionales suelen registrar sus mejores actuaciones en esta época".

 

Corazon2