Los propietarios de perros tienen un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular u otras causas, según un estudio de 3.4 millones de suecos. El equipo analizó los registros nacionales de personas de 40 a 80 años y los comparó con los registros de propiedad de perros. Encontraron un menor riesgo de enfermedad cardiovascular en los dueños de perros, particularmente en las razas de caza.

 

Si bien, ser dueño de un perro puede ayudar a la actividad física, los investigadores dijeron que son las personas activas las que eligen tener perros.

Se cree que un perro puede influir en la flora intestinal de su propietario a medida que los perros cambian la suciedad en el hogar, exponiendo a las personas a bacterias que de otro modo no habrían encontrado.

Para este estudio, publicado en “Scientific Reports”, el equipo analizó los datos de 2001 a 2012. En Suecia, cada visita a un hospital se registra en bases de datos nacionales, mientras que el registro de propiedad de perros es obligatorio desde 2001.

Ser dueño de un perro de razas originalmente criadas para la caza, como terriers, retrievers y sabuesos, se asoció con el menor riesgo de desorden cardiovascular.

El Dr. Mike Knapton de la British Heart Foundation, dijo: 

"Tener un perro tiene muchos beneficios, y ahora podemos contar con una mejor salud del corazón como uno de ellos. Sin embargo, como muchos dueños de perros pueden estar de acuerdo, la principal razón para tener un perro es la alegría absoluta. Ya sea que seas dueño de un perro o no, mantenerte activo es una excelente manera de ayudar a mejorar la salud de tu corazón. También podría haber diferencias entre propietarios y no propietarios antes de comprar un perro, lo que podría haber influido en nuestros resultados, como aquellas personas que eligen tener un perro que tiende a ser más activo y de mejor salud".

Perro2