La Telomerasa es una enzima que está presente en el interior de ciertas células. Es la responsable del "mantenimiento" de los cromosomas, que se deshacen a medida que las células se dividen. Es importante especialmente en las células que se dividen frecuentemente, como las células madre y las células tumorales. Por el descubrimiento de la Telomerasa en 1984, los investigadores recibieron el Premio Nobel de medicina en 2009. Desde entonces se ha obtenido mucha información sobre las conexiones entre la actividad de la enzima en el envejecimiento y los trastornos hereditarios. Durante un estudio con microscopía crioelectrónica realizado por la bióloga estructural Kelly Nguyen y sus colegas, se describió la estructura de la Telomerasa a una resolución tres veces mejor que en el último intento. Este estudio revela cómo las proteínas de la enzima y el ARN se unen, ofreciendo potencialmente una visión de las formas de combatir y comprender las enfermedades genéticas causadas por defectos de la enzima, informan los investigadores en Nature y Science News. Según las últimas investigaciones su estructura esta compuesta por dos partes, (lóbulos), unidos por ARN. Una parte contiene las proteínas que se unen en la Telomerasa y llegan en el lugar correcto en la célula y la otra parte contiene Telomerasa que se agrega a los extremos de ADN llamados telómeros. Los cromosomas pierden ADN en la parte de telómeros con cada división celular y la Telomerasa es capaz alargar esta parte de ADN de nuevo, para proteger la información genética.  El trabajo proporciona una "vista sin precedentes" de cómo se organizan las partes de la Telomerasa.  
Telomerasa2