Cada día tomamos multitud de decisiones. Un estudio publicado en Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de la Universidad de Emory, aclara los mecanismos de cómo el cerebro realiza esas decisiones. Calculando si merece la pena el esfuerzo para los logros potenciales. 

Investigaciones previas han observado tres regiones del cerebro que participan en la toma de decisiones; la corteza anterior cingulada dorsal (dACC), la corteza anterior insular (aI) y la corteza prefrontal ventromedial (vmPFC).

En el estudio los sujetos podrían optar por no hacer ningún esfuerzo y recibir $1 o hacer algún nivel de esfuerzo físico y recibir una recompensas hasta $ 5,73. El esfuerzo físico consitió en presionar rápido un botón con diferentes porcentajes de fuerza. Los participantes debían pulsar el botón con el dedo meñique no dominante, lo que hacía que la tarea fuera desagradable pero no dolorosa. Los sujetos se sometieron a resonancia magnética funcional (fMRI) mientras tomaban las decisiones.

Los resultados señalan un papel claro para la corteza prefrontal ventromedial en la codificación de una recompensa esperada antes de que se revelara toda la información. Los datos también sugirieron que el la corteza anterior cingulada dorsal y la corteza anterior insular, están involucradas en la codificación de la diferencia entre lo que los participantes esperaban y lo que realmente obtuvieron, en lugar de la codificación del costo del esfuerzo.

 

 

Tomadedecisiones2