Un nuevo estudio lleva a los científicos a sugerir que hay una fuerte relación entre los problemas de asma infantil y la exposición prolongada a la contaminación del tráfico.

La doctora mary B. Rice comenta que dicha exposición, reduce la función pulmonar en niños de 7 a 10 años. Este estudio analizó a 1522 niños del área de boston nacidos entre 1999 y 2002.

En este proyecto llamado "Viva", al cual se habían suscrito sus madres,analizaba como los factores de alimentación, sueño y/o exposición a la polución afectaban a la salud de los niños.

La información era integral, médica, social-económica y demográfica. Usando tecnología de mapeado y relaccionando las direcciones donde vivían, calcularon la exposición a las partículas finas producidas por la combustión de la gasolina (tráfico, plantas energéticas y otras fuentes contaminantes).

Con la información geográfica y los cuestionarios del proyecto se concluyó que los niños que vivían cerca de una calle muy transitada tiene el triple de posibilidades de tener asma, a diferencia de los que viven a más de 400 metros de la misma.

La conclusión, es que la polución afecta más a los niños pequeños que aun no están en edad escolar, por permanecer más tiempo en casa y tener unas vías respiratorias menores. Las niñas en edades de 7 a 10 probablemente tienen más probabilidad sufrir a asma que los niños de la misma edad, sin embargo, esta sugerencia requiere más estudios.

Carretera