Según la investigación publicada en la revista ciéntifica Stroke y destacada en la página web ScienceDaily, el consumo diario de múltiples bebidas dietéticas se asocia con un aumento del riesgo de sufrir un derrame cerebral causado por una arteria obstruida entre mujeres postmenopáusicas.

Este estudio analiza la asociación entre el consumo de bebidas endulzadas artificialmente y el riesgo de tipos específicos de accidente cerebrovascular en un grupo grande y racialmente diverso de mujeres postmenopáusicas. Los investigadores analizaron datos sobre 81714 mujeres  (de 50 a 79 años) que participaron en el estudio Women's Health Initiative que realizó un seguimiento de los resultados de salud durante un promedio de 11,9 años después de su inscripción entre 1993 y 1998.

En su evaluación de tres años, las mujeres informaron con qué frecuencia en los últimos tres meses habían consumido bebidas dietéticas como colas, sodas y bebidas de frutas endulzadas artificialmente, bajas en calorías. Los datos recopilados no incluían información sobre el edulcorante artificial específico que contenían las bebidas.

El estudio identifica una asociación entre las bebidas dietéticas y los accidentes cerebrovasculares. No se estudia la causa por ser un estudio observacional basado en información autonotificada sobre el consumo de bebidas dietéticas.

En comparación con las mujeres que consumieron bebidas dietéticas menos de una vez a la semana o no consumieron nada, las mujeres que consumieron dos o más bebidas endulzadas artificialmente por día tuvieron:

  • 23 % más probabilidades de tener un derrame cerebral
  • 31 % más de probabilidades de tener un accidente cerebrovascular causado por coágulos (isquémicos)
  • 29 % más de probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas (ataque cardíaco fatal o no mortal)
  • 16 % más probabilidades de morir por cualquier causa.

Los investigadores encontraron que los riesgos eran mayores para ciertas mujeres. El gran consumo de bebidas dietéticas, definidas como dos o más veces al día, aumenta el riesgo de apoplejía en más del doble en:

  • mujeres sin enfermedad cardíaca o diabetes previas, que tenían 2,44 veces más probabilidades de tener un tipo común de accidente cerebrovascular causado por el bloqueo de una de las arterias muy pequeñas dentro del cerebro
  • mujeres obesas sin enfermedad cardíaca o diabetes previas, que tenían 2,03 veces más probabilidades de tener un accidente cerebrovascular causado por coágulos
  • mujeres afroamericanas sin enfermedad cardíaca o diabetes anteriores, que tenían 3.93 veces más probabilidades de tener un accidente cerebrovascular causado por coágulos

Los resultados se obtuvieron después de ajustar varios factores de riesgo de accidente cerebrovascular, como la edad, la presión arterial alta y el tabaquismo. Estos resultados en mujeres postmenopáusicas pueden no ser generalizables a hombres o mujeres más jóvenes. El estudio también está limitado por tener solo el autoinforme de las mujeres sobre la ingesta de bebidas dietéticas.

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) publicó recientemente un aviso científico que encontró que la investigación científica era inadecuada para concluir que las bebidas azucaradas bajas en calorías alteran, los factores de riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular en niños pequeños, adolescentes o adultos. La Asociación reconoce que las bebidas dietéticas pueden ayudar a reemplazar las bebidas azucaradas y altas en calorías, pero recomienda que el agua (simple, carbonatada y sin azúcar) sea la mejor opción para una bebida sin calorías.

Refrescos 2