Una dieta rica en proteínas animales y carne, en particular, no es buena para la salud, según un estudio reciente de Virtanen et al. llevado en Finlandia y destacado por Science Daily. Éste proporciona un respaldo adicional a la evidencia de investigaciones anteriores que han sugerido que un alto consumo de proteínas animales, y especialmente el consumo de  carnes manufacturadas, como salchichas y fiambres, se asocia con un mayor riesgo de muerte.

El estudio presentado se basa en el análisis de los hábitos alimentarios de aproximadamente 2,600 hombres finlandeses de entre 42 y 60 años de edad al inicio del estudio en 1984-1989. Los análisis se centraron en las asociaciones de proteínas de la dieta y las fuentes de proteínas durante el seguimiento, y se controlaron ampliamente otros factores del estilo de vida, incluido el hecho de que quienes comían mucha proteína de origen vegetal seguían una dieta más saludable. La edad media de los hombres que participaron en el estudio fue de 53 años al inicio, y las dietas claramente carentes de proteínas no eran típicas entre la población de estudio.

Los hombres que preferían la proteína animal en lugar de la proteína de origen vegetal en su dieta, tenían un mayor riesgo de la muerte, que los hombres cuya dieta era más equilibrada en términos de sus fuentes de proteína. Estos datos fueron recogidos durante un seguimiento de 20 años.  Los hombres cuyas fuentes primarias de proteínas eran de origen animal, tenían un riesgo 23% mayor de muerte durante el seguimiento que los hombres que tenían la proporción más equilibrada de proteínas animales y vegetales en su dieta. El alto consumo de carne en particular parecía asociarse con efectos adversos: más de 200 gramos por día, tenían un 23% más de riesgo de muerte durante el seguimiento que los hombres cuya ingesta de carne era menos de 100 gramos al día. Los hombres que participaron en el estudio comían principalmente carne roja. El estudio también encontró que un alto consumo de proteínas en la dieta se asoció con un mayor riesgo de muerte en los hombres con diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular o cáncer al inicio del estudio.

Los hallazgos resaltan la necesidad de investigar los efectos en la salud de la ingesta de proteínas, especialmente en personas que tienen una condición médica crónica preexistente.

Riesgos de la dieta alta de proteínas2