Se ha examinado el vínculo entre la ingesta de frutas y verduras y los niveles de estrés de australianos entre 25 y 91 años (8.600 participantes) en el Estudio Australiano de Diabetes, Obesidad y Estilo de Vida (AusDiab) del Baker Heart and Diabetes Institute. Este estudio se publicó en la revista científica Clinical Nutrition y además fue destacado en la página web ScienceDaily.

Aproximadamente 1 de cada 10 personas en el mundo vive con un trastorno de salud mental. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer al menos 400 gramos de frutas y verduras al día. Los hallazgos revelaron que las personas que consumían al menos 470 gramos de frutas y verduras al día tenían niveles de estrés un 10% más bajos que aquellos que consumían menos de 230 gramos.

"Descubrimos que las personas que consumen más frutas y verduras están menos estresadas que las que ingieren menos, lo que sugiere que la dieta juega un papel clave en el bienestar mental", dijo la Radavelli-Bagatini, la investigadora principal.

"El estrés a largo plazo y no controlado puede conducir a una variedad de problemas de salud que incluyen enfermedades cardíacas, diabetes, depresión y ansiedad, por lo que debemos encontrar formas de prevenir y posiblemente aliviar los problemas de salud mental en el futuro. Los hallazgos del estudio enfatizan que es importante que las personas tengan una dieta rica en frutas y verduras para minimizar potencialmente el estrés".

Si bien los mecanismos detrás de cómo el consumo de frutas y verduras influye en el estrés aún no están claros, Radavelli-Bagatini dijo que los nutrientes podrían ser la clave.

La investigación es parte del objetivo mayor del instituto - investigar cómo la nutrición puede ayudar a prevenir y tratar afecciones crónicas de salud.

AusDiab 2