Las hierbas, incluida el cilantro, tienen una larga historia de uso como anticonvulsivos de la medicina popular. En un nuevo estudio, los investigadores descubrieron la acción molecular que permite al cilantro retrasar de manera efectiva ciertas convulsiones comunes en la epilepsia y otras enfermedades.

Un estudio, publicado en FASEB Journal y destacado en Science Daily, explica la acción molecular del cilantro (Coriandrum sativum) como un activador de una clase de canales de potasio en el cerebro altamente potente.

"Descubrimos que el cilantro, que se ha utilizado como un medicamento anticonvulsivo tradicional, activa una clase de canales de potasio en el cerebro para reducir la actividad convulsiva", dijo Geoff Abbott, profesor de fisiología y biofísica de la Facultad de Medicina de la Universidad de California y director investigador del estudio. "Específicamente, encontramos que un componente del cilantro, llamado dodecenal, se une a una parte específica de los canales de potasio para abrirlos, reduciendo la excitabilidad celular. Este descubrimiento específico es importante ya que puede conducir a un uso más efectivo del cilantro como anticonvulsivo, o a modificaciones de dodecenal para desarrollar fármacos anticonvulsivos más seguros y efectivos ".

Los investigadores examinaron los metabolitos de la hoja de cilantro. Uno de ellos es responsable de regular la actividad eléctrica en el cerebro y corazón. También se descubrió que este metabolito recapitula la acción anticonvulsiva del cilantro, retrasando ciertas convulsiones inducidas químicamente. Los resultados proporcionan una base molecular para las acciones terapéuticas del cilantro e indican que esta hierba culinaria ubicua, es sorprendentemente influyente en los canales de potasio clínicamente importantes.

El uso documentado de las medicinas botánicas populares se remonta hasta la historia humana registrada. Existe evidencia de ADN datada de 48,000 años, que sugiere el consumo de plantas para uso medicinal por Homo neanderthalensis. La evidencia arqueológica, que data de hace 800,000 años, sugiere un uso no alimentario de plantas por Homo erectus o especies similares. El cilantro ha sido consumido por seres humanos durante al menos 8,000 años. Fue encontrado en la tumba de Tutankamón y se cree que fue cultivado por los antiguos egipcios.

"Además de las propiedades anticonvulsivas, el cilantro también ha reportado efectos anticancerígenos, antiinflamatorios, antifúngicos, antibacterianos, cardioprotectores, de salud gástrica y analgésicos", dijo Abbott. "¡Y la mejor parte es que sabe bien!"

El Cilantro puede reducir convulsiones 2